Menor riesgo de diabetes tipo 1 en niños vacunados contra el rotavirus (Sci Rep)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La vacunación de niños contra el rotavirus reduce considerablemente las probabilidades de necesitar ser hospitalizados. Pero un nuevo estudio ha revelado un efecto inesperado: vacunarse en los primeros meses de vida se asocia a un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 más adelante.

Como grupo, los niños que recibieron todas las dosis recomendadas de la vacuna contra el rotavirus tuvieron un riesgo un 33% menor que los niños no vacunados de ser diagnosticados de diabetes tipo 1.

Un equipo de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) hizo este hallazgo, publicado en Scientific Reports, utilizando datos de seguros de salud en toda la geografía de Estados Unidos.

Los niños vacunados contra el rotavirus tuvieron una tasa de hospitalización del 94% más baja por infección por rotavirus y una tasa de hospitalización del 31% más baja por cualquier motivo en los primeros 2 meses después de la vacunación.

Sin embargo, el estudio encontró que más de una cuarta parte de los niños estadounidenses no se vacunan completamente contra el rotavirus, y que la tasa varía ampliamente en todo el país.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que los lactantes reciban la vacuna multidosis a partir de las 15 semanas, y terminen de recibirla antes de los 8 meses de edad.

Los autores del artículo, dirigido por la epidemióloga Mary A.M. Rogers, advierten de que no pueden mostrar una relación de causa y efecto entre la vacunación contra el rotavirus y el riesgo de diabetes tipo 1.

"Esta es una condición poco común, por lo que se necesitan grandes cantidades de datos para ver las tendencias en una población -justifica Rogers-. Llevará más tiempo y análisis confirmar estos hallazgos. Pero sí vemos una disminución en la diabetes tipo 1 en niños pequeños después de la introducción de la vacuna contra el rotavirus".

Los investigadores utilizaron datos anónimos de seguros de 1,5 millones de niños estadounidenses nacidos antes y después de la introducción de la vacuna moderna contra el rotavirus en 2006.

El riesgo de desarrollar diabetes fue menor entre los niños que recibieron las tres dosis de la forma pentavalente de la vacuna que los que recibieron dos dosis de la forma monovalente.

Los niños parcialmente vacunados, que comenzaron la serie de vacunas pero nunca la terminaron, no tuvieron menor riesgo de diabetes tipo 1.

En términos absolutos, Rogers y colegas informan que se espera que ocurran 8 casos menos de diabetes tipo 1 por cada 100.000 niños cada año con la vacunación completa.

"Dentro de cinco años, sabremos mucho más –augura la investigadora-. Los primeros grupos de niños que recibieron la vacuna contra el rotavirus en los Estados Unidos ahora están en la escuela primaria, cuando la diabetes tipo 1 se detecta con mayor frecuencia. Con suerte, en los próximos años, tendremos menos casos nuevos, pero según nuestro estudio hallazgos, eso depende de que los padres vacunen a sus hijos".