Mejorar la salud de los vasos sanguíneos del cerebro puede ayudar a combatir el Alzheimer (Neuron)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) han descubierto que las pulsaciones espontáneas muy lentas de los vasos sanguíneos, conocidas como vasomoción, impulsan la eliminación de sustancias del cerebro, lo que indica que la focalización y la mejora de este proceso pueden ayudar a prevenir o tratar la acumulación de péptido beta amiloide, según publican en Neuron.

En pacientes con Alzheimer, los fragmentos de proteína beta amiloide se acumulan en el tejido y los vasos sanguíneos del cerebro, probablemente debido a un mecanismo de depuración defectuoso. Los investigadores han comprobado ahora que la vasomoción podría ayudar a combatir la enfermedad.

En experimentos realizados en ratones, inyectaron un carbohidrato marcado con fluorescencia llamado dextrano en el cerebro de los ratones despiertos, y realizaron pruebas de imagen para seguirlo.

Sus trabajos revelaron que la vasomoción era fundamental para eliminar el dextrano del cerebro y estimular un aumento de la amplitud de estas pulsaciones de los vasos podría aumentar el aclaramiento. Además, en ratones con angiopatía amiloide cerebral, enfermedad que hace que se acumule beta amiloide en las paredes de los vasos sanguíneos del cerebro, se obstaculizaron las pulsaciones de los vasos y se redujeron las tasas de depuración.

"Pudimos demostrar por primera vez que las grandes dilataciones y contracciones de los vasos que ocurren espontáneamente a una frecuencia ultrabaja son una fuerza impulsora principal para eliminar los productos de desecho del cerebro", explica la autora principal, Susanne van Veluw.

"Nuestros hallazgos resaltan la importancia de la vasculatura en la fisiopatología de la enfermedad de Alzheimer -añade-. Si dirigimos estrategias terapéuticas hacia la promoción de una vasculatura saludable y, por lo tanto, mejoramos la eliminación de beta amiloide del cerebro, podremos prevenir o retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer en el futuro".