Médicos de urgencias y emergencias reivindican que se reconozca su especialidad


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La atención sanitaria urgente en España ha supuesto en el último año casi 30 millones de consultas en los servicios de urgencias hospitalarios y seis millones por los sistemas de emergencias médicas. Esta prestación, que se produce las 24 horas, los siete días de la semana y los 365 días del año ocurre en nuestro país sin ningún tipo de reconocimiento ni horizonte profesional, puesto que la especialidad no está regulada en España. Así lo han reivindicado médicos de urgencias y emergencias reunidos esta semana en el XXXI Congreso Nacional SEMES que tiene lugar en Girona, en Cataluña, del 5 al 7 de junio.

El encuentro, uno de los más importantes de Europa en Urgencias y Emergencias, reunirá durante tres días a más de 3.000 personas bajo el lema “Urgencias: la fuerza del equipo” y pondrá sobre la mesa los principales desafíos a los que se enfrenta la profesión, independientemente del estado de la regulación de cada país.

En la conferencia inaugural, la urgencióloga más prestigiosa del mundo, la doctora Judith Tintinalli’s ha puesto sobre la mesa siete oportunidades para la especialidad en el horizonte 2025. Tintinalli’s es conocida mundialmente como editora del libro Tintinalli’s Medicina de Urgencias, el tratado de referencia para los profesionales de esta especialidad, y este año 2019 llega a su novena edición.

Trabajar con otros y crear líderes

La primera oportunidad, como dice el lema de esta edición, es sacar el máximo partido a la fuerza del equipo. En este sentido, el trabajo con otros es básico para avanzar. “Para que se produzcan cambios debemos implicarnos con actividades regionales y nacionales, tanto dentro como fuera de las emergencias médicas, aprovechando la influencia de nuestra especialidad”, ha afirmado la experta.

La segunda es crear líderes mediante técnicas de negociación y liderazgo. “Si la nuestra es una especialidad basada en la población, convirtámonos en especialistas en servicios de salud para la población y en informática de la salud”, según Tintinalli’s.

Actualizar conocimientos

Actualizar el currículo es básico para aprender. “Tenemos que enseñar a los residentes cómo nos mantenemos al día en avances médicos, cómo traducir lo que leemos en revistas, qué se puede hacer con los blogs, los post y el audio learning”, ha explicado la urgencióloga. Ha insistido también en la necesidad de conocer lo que está pasando a nuestro alrededor, y ha puesto el ejemplo de Estados Unidos, donde obstetricia está cerrando instalaciones en comunidades rurales, donde existen problemas con el abuso de sustancias por parte de muchas personas o gente con problemas de salud mental.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial va a cambiar la forma de trabajar en Medicina y, por ello, es el cuarto reto al que deberá enfrentarse la especialidad. Tintinalli’s ha recordado que algunos estudios de diagnóstico con inteligencia artificial son igual de buenos que los realizados por médicos y ha animado a los asistentes a empezar a estudiar la literatura existente para ver cómo puede ayudar a mejorar la práctica. A pesar de las grandes ventajas, la experta también ha destacado que hay aspectos que la inteligencia artificial no puede abordar y que suponen un reto, como la toma de decisiones centrada en el paciente o la gestión de necesidades complejas de atención médica, como alentar o mostrar compasión por las personas.

Esto nos lleva al quinto reto, la atención basada en el valor. Tintinalli’s ha mencionado que no hay sistema sanitario que no se interese por la relación coste/beneficio.

Digitalización y telesalud

Tim Berners Lee, el padre de la World Wide Web, dice que “la web se ha convertido en una plaza pública, una biblioteca, un médico, una oficina, un cine, un banco… Ha hecho que nuestra vida cotidiana sea más fácil. Con cada nueva función, cada nuevo sitio web, la brecha entre los que están en línea y los que no están aumenta”.

Tintinalli’s ha utilizado esta frase para reflexionar sobre cómo las aplicaciones digitales y herramientas tecnológicas han cambiado la práctica médica. Por ejemplo, ahora se puede usar el móvil para realizar diagnósticos o la influencia que blogs, post y podcast tienen actualmente en la enseñanza y el aprendizaje de los residentes.

Ha terminado argumentando por qué la telesalud, el séptimo reto, debería incluirse en los estudios de Medicina. Según la experta, la telesalud va a tener un efecto en coste y efectividad de la asistencia. “Actualmente ya se utiliza para interactuar con pacientes y compañeros de profesión cuando se tienen dudas acerca de algo”, ha asegurado. Además, la telesalud juega un papel fundamental en la gestión de desastres, como sucedió con RelyMD en el huracán de Carolina de Norte, permitiendo a los médicos consultarse unos a otros desde zonas muy distintas.

La telemedicina juega un papel interesante en la gestión de desastres, pero también en otros ámbitos como el de gestión de visitas en atención de urgencias, drones “doctores” o quioscos en hospitales donde puede consultarse con un médico que envía la receta a la farmacia, como en el Hospital Duane Reed de Estados Unidos.

Tintinalli’s ha terminado su intervención con la siguiente reflexión: “Either drive the bus orget run over” (Conduce el autobús o te atropella). “Como médicos de urgencias somos los mejores conductores de autobús que existen y necesitamos empezar a conducir el autobús, hacer lo que hay que hacer para asistir al público”, ha concluido.

Una formación reglada, el gran reto en España

Durante la inauguración, Óscar Miró i Andreu, presidente del XXXI Congreso Nacional SEMES 2019, ha confirmado que en Europa tienen regulada la especialidad 22 países y que España es uno de los pocos en los que no está reconocida.  En la misma línea, Juan González Armengol, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), ha añadido que la especialidad está reconocida en el ámbito militar desde el año 2016 en nuestro país, pero no en el ámbito civil.

El Ministerio de Sanidad, responsable del vacío

Desde SEMES reivindican que existe un amplio consenso en la sociedad sobre la necesidad de reconocer esta especialidad a nivel social, profesional, institucional, administrativo y político, y aunque la ley recoge cómo debe ser esta formación de cinco años, no se ha producido esta decisión por parte de Sanidad. Los médicos hacen responsable al Ministerio de Sanidad de este vacío y han anunciado trámites ante los tribunales españoles y ante la Comisión Europea por parte del sector.

También han participado en la inauguración Eva Palau i Gil, regidora de Salud del Ayuntamiento de Girona, y Alba Vergés, consejera de Salud de Cataluña, que ha elogiado el compromiso de estos profesionales con la ciudadanía y ha afirmado que “mejorar y mantener las competencias profesionales es un elemento clave para asegurar un sistema sanitario efectivo, eficaz y seguro”, especialmente en momentos en los que la vida de una persona está en juego, como sucede en muchos casos.

Emili Gené Tous, presidente del comité científico del XXXI Congreso Nacional SEMES, ha lanzado tres retos a los asistentes: “Disfrutar del encuentro, trasladar la ciencia aprendida a los pacientes y disfrutar de la ciudad de Girona”.