Mayor mortalidad entre los afectados por nefropatía diabética que por nefropatía no diabética


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio coordinado por el Hospital del Mar (Barcelona) ha concluido que los pacientes diabéticos afectados por nefropatía diabética tienen mayor mortalidad y peor pronóstico renal que aquellos que tienen nefropatía no diabética.

La nefropatía diabética es una complicación de la diabetes tipo 1 y de la diabetes de tipo 2 y afecta a la habilidad de los riñones para eliminar los productos de desecho y los líquidos adicionales del cuerpo.

En concreto, el estudio, en el que han participado 18 centros españoles dentro del Grupo sobre Enfermedades Glomerulares, el Grupo Español de Estudio de la Nefropatía Diabética de la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Red de Investigación Renal, ha analizado datos clínicos, analíticos y la supervivencia renal, con la necesidad de tratamiento renal sustitutivo y la supervivencia del paciente de una cohorte de cerca de 800 pacientes.

En la biopsia renal, prueba que puede revelar en el paciente diabético tanto nefropatía diabética como no diabética, el 39,8% de los pacientes presentaban nefropatía diabética, un 50,1% presentaban nefropatía no diabética y un 10,1% presentaban ambas patologías.

Necesitaron tratamiento renal sustitutivo renal un 39,4%, de los que el 51,9% estaban afectados por nefropatía diabética, el 35,6% por nefropatía no diabética y el 12,5% afectados por ambas.

La mortalidad global de los pacientes estudiados fue del 21,2%, de los cuales el 47% fueron pacientes con nefropatía diabética, y el 39,9% con nefropatía no diabética. El 13,1% estuvieron afectados por ambas nefropatías.

En el análisis de supervivencia se observó que los pacientes afectados de nefropatía por diabetes o nefropatía diabética más nefropatía no diabética presentaron peor pronóstico renal y mayor mortalidad que los afectados de no nefropatía diabética.

El estudio concluye que el diagnóstico histológico, el estudio de la estructura microscópica del material biológico, de la afectación renal en el paciente diabético puede facilitar un tratamiento eficaz y una mejoría en el pronóstico.

La Sociedad Española de Nefrología ha hecho hincapié en la fuerte relación que existe entre la diabetes y la enfermedad renal, y de la importancia de la diabetes como principal causa de la enfermedad renal crónica en España.

En la actualidad, un 24% de los pacientes que inician un tratamiento renal sustitutivo, lo hacen como consecuencia de esta patología, convirtiéndola en la primera causa de la enfermedad renal crónica en sus estadios más avanzados, por encima de otras causas como las vasculares o las hereditarias.

Los últimos datos del Registro Español de Enfermedades Renales de la SEN, la incidencia de la diabetes sobre la enfermedad renal crónica ha crecido cinco puntos en la última década, y ha pasado de ser la causa del 19,6% de nuevos casos de tratamiento renal sustitutivo en 2006 al 24% actual, aunque la tendencia se estabiliza, según la SEN.

La investigación se presentará en el XLVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología, que se celebra en Madrid y espera congregar a 1.400 médicos nefrólogos, investigadores y especialistas de España, Portugal y Latinoamérica.