Más de una forma de resolver la alergia a los gatos

  • Ingrid Hein

  • Noticias Médicas de Medscape
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Hay una nueva esperanza para quienes son afectos a los gatos y alérgicos a sus mascotas. En vez de desensibilizar al humano, los investigadores trabajan para eliminar la proteína Fel d 1, el alérgeno primario del gato, utilizando tecnología de edición genética CRISPR-Cas9.

"Una ventaja de CRISPR-Cas9 frente a otros métodos para atacar este problema radica en que se puede eliminar de manera permanente Fel d 1, en comparación con otras técnicas que solo reducen el alergeno", señaló Nicole Brackett, Ph. D., de Indoor Biotechnologies.

Los intentos previos de eliminar el alergeno han consistido en dar a los gatos un alimento de fórmula especial que reduce Fel d 1 en la saliva, de manera que termina menos cantidad de la misma en el pelaje cuando se lamen a sí mismos, según reportó Medscape Noticias Médicas.

"Esperamos llegar a un punto en el que podamos ofrecer una inyección o una serie de inyecciones que se obtendrían del veterinario, lo cual libraría del alergeno al gato", señaló Brackett, quien presentó la investigación en un cartel en el Congreso Digital 2020 de la European Academy of Allergy and Clinical Immunology.

"Al utilizar esta clase de tecnología se está adquiriendo una tremenda responsabilidad."

Aproximadamente el 10% de los seres humanos es alérgico a gatos, y vemos a los que son afectados por sus propios gatos, comentó el Dr. Dean Mitchell, alergólogo e inmunólogo del Mitchell Medical Group, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

"La investigación es interesante, pero cuando se utiliza esta clase de tecnología, representa una gran responsabilidad", manifestó a Medscape Noticias Médicas.

"En realidad es una tecnología muy interesante, pero creo que es atemorizante alterar los genes. Nunca se sabe qué es lo que va a cambiar. Tal vez deberíamos utilizarla primero para curar la COVID-19", añadió.

Identificación del objetivo

Para su estudio, Brackett y sus colaboradores utilizaron muestras de tejido descartadas de 50 gatos castrados y esterilizados para obtener ADN genómico de las cadenas 1 y 2 de Fel d 1.

El primer objetivo fue ver cuán similares eran los genes entre gatos, explicó. "Queríamos dirigirnos específicamente a una región del gen que está bien conservada, algo que se viera en todos los gatos, no una mutación al azar".

Los investigadores pudieron secuenciar un panel de 10 ARN de guía y utilizaron CRISPR-Cas9 para editar los genes. "Ahora tenemos prueba del principio en una estirpe celular de gato", señaló Brackett a Medscape Noticias Médicas.

Todavía nos falta mucho por hacer, pero deberíamos tener algo que podamos probar en un gato en un par de años. Sin embargo, reconoció que todavía se desconoce el papel que desempeña la proteína en el gato.

La expresión de Fel d 1 difiere de un gato a otro, puntualizó Brackett. Algunos gatos la tienen en cantidad abundante y otros en muy poca cantidad. Su expresión varía incluso en un mismo gato.

También son variables las conjeturas sobre la función de Fel d 1. Puesto que es producida en la glándula sebácea, "puede ser una forma de cubrir o proteger la piel. O quizá tenga algo que ver con la comunicación química, tal vez para comunicarse con otros gatos. Sin embargo, el hecho de que veamos tanta variabilidad de Fel d 1 sin conductas correlacionadas evidentes nos hace pensar que no es esencial. Una ventaja de nuestro estudio es que podemos descifrar esto", puntualizó.

Asimismo, en su laboratorio se está analizando la expresión de Fel d 1 en gatos monteses para determinar su origen desde un punto de vista evolutivo. "Tenemos curiosidad de ver cómo ha evolucionado este alergeno en diferentes especies de gatos", explicó.

Desensibilización de humanos

Las alergias a los gatos "ocupan el número dos en frecuencia y gravedad de las alergias después de las alergias alimentarias, lo que hace que las personas tengan que recibir esteroides o fármacos; 50% de mi consulta de inmunoterapia es por alergia a gatos o perros; es un problema importante", comentó el Dr. Mitchell a Medscape Noticias Médicas.

Los niños pequeños no pueden jugar en las casas de sus amigos, las relaciones se ven afectadas, y las familias tienen que elegir entre su gato querido y un familiar sano, dijo.

La inmunoterapia sublingual con Fel d 1 ha resultado eficaz en estudios clínicos, y es común en Europa, pero "solo cerca de 100 alergólogos en Estados Unidos la ofrecen. Es un tratamiento no muy bien valorado, y realmente no sé por qué; tal vez porque no es patentable por una compañía farmacéutica", destacó el Dr. Mitchell.

Las gotas sublinguales no están cubiertas por seguros, y el tratamiento asciende a unos 120 dólares por mes en Estados Unidos. "He ayudado a cientos de pacientes con esto", destacó el Dr. Mitchell, y por lo general el tratamiento mejora significativamente la calidad de vida del paciente.

De hecho, las personas toman decisiones importantes en la vida basándose en sus gatos, explicó el especialista.

Una de sus pacientes alérgica al polen que amaba a su gato, y su novio alérgico al gato, le dijeron que el hombre no podía dormir. "¿Puede ayudarlo?", preguntó.

"El primer día que lo vi tenía sibilancias y no podía respirar", recordó el Dr. Mitchell. Trató al novio mediante inmunoterapia con Fel d 1 sublingual. "Después de 4 o 5 meses podía ir a su casa utilizando a veces inhaladores los fines de semana. Un año después se mudaron a vivir juntos y se casaron. El gato incluso terminó durmiendo en su cama".

El Dr. Mitchell dio de alta al novio después de 3 años de tratamiento. Lo vio en Nueva York un par de años después y le preguntó cómo estaba. Resultó que la pareja se había divorciado.

"Es una pena, le dije. Pero al menos ya no tienes que lidiar más con el gato", recordó el Dr. Mitchell.

"Oh no, me gustaba demasiado el gato, se quedó conmigo", le dijo su paciente.

El Dr. Mitchell soltó una carcajada. "¡Increíble, pero cierto!".

Presentado en el European Academy of Allergy and Clinical Immunology (EAACI) 2020 Digital Congress.

Brackett trabaja para Indoor Biotechnologies como científico. El Dr. Mitchell ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.