Marea Blanca de Andalucía ve necesarias más medidas además de la renovación de contratos

  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Marea Blanca andaluza ha calificado de “muy buena noticia” el anuncio del Gobierno de Juanma Moreno de renovar a los 12.000 sanitarios cuyos contratos vencían el 31 de diciembre. Sin embargo, ha insistido en que esto no supone un aumento de plantilla. Por ello, esta medida, aunque ayuda a no agravar la situación, no soluciona los problemas actuales. Entre ellos, el deterioro asistencial, de falta de personal, o las demoras asistenciales surgidas a consecuencia. Una situación que requiere de más medidas.

Además, desde Marea Blanca resaltan que “de estos 12.000 contratos, 11.000, es decir la gran mayoría, van a tener solo contratos de seis meses. Solo 1.000 serán contratados durante un año”.

Por otra parte, recuerdan que fueron 20.000 los contratos que se realizaron como consecuencia de las actuaciones por la pandemia Covid. De estos se han despedido ya a 8.000 profesionales.

La Marea Blanca pide más medidas

Es por ello que la Marea Blanca pide a la Administración tomar más medidas efectivas. Entre ellas, dimensionar la plantilla estructural teniendo en cuenta las demandas sociales.

“A partir del verano, es decir, dentro de seis meses, de estos 12.000 que se le has prorrogado el contrato, 11.000 quedarán en una situación de paro y sujetos a los contratos precarios que se vienen realizando”, exponen señalando que será necesario más medidas al respecto.

De esta forma, solicita 4.000 contratos nuevos estables en Atención Primaria (1.200 facultativos, 1.800 de enfermería y 1.000 de otros). Solo así sería posible una atención presencial en 48 horas, doce minutos por paciente, urgencia rural y atención comunitaria preventiva.

También piden 4.000 contratos nuevos estables en hospitales (1.500 facultativos, 1.800 de enfermería y 700 de otros) para "mantener abiertos por la tarde (hasta las 22 horas) 20 centros andaluces en funciones necesarias para afrontar las insoportables listas de espera.

Más medidas están enfocadas a otras áreas distintas a recursos humanos. Entre ellas, la construcción y dotación de los centros públicos necesarios u obsoletos; dotación adecuada de salud mental y salud pública; no a nuevas privatizaciones; y evitar los despilfarros en el gasto de farmacia.