MAPS II: actualización de las directrices para las lesiones gástricas preneoplásicas

  • Pimentel-Nunes P & al.
  • Endoscopy
  • 6 mar. 2019

  • de Jim Kling
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • Cuatro sociedades europeas publicaron la actualización de las directrices (MAPS II) para la gestión de los pacientes con trastornos y lesiones precancerosos.

Por qué es importante

  • El cáncer gástrico suele ser mortal cuando se diagnostica, lo cual hace que la detección y el tratamiento tempranos resulten de crucial importancia.

Puntos clave

  • La endoscopia de alta definición con cromoendoscopia (CE) es mejor que la endoscopia con luz blanca de alta definición para el diagnóstico del adenocarcinoma gástrico y la estratificación del riesgo de los pacientes con gastritis atrófica crónica o metaplasia intestinal (MI).
  • La CE virtual puede centrarse en las lesiones neoplásicas y guiar las biopsias para la estadificación de los cambios atróficos y metaplásicos. Deberían obtenerse biopsias de dos localizaciones (antro y cuerpo) en dos viales separados.
  • No hay ningún dato que respalde la vigilancia de la atrofia de leve a moderada limitada al antro.
  • En el caso de una MI en una única localización con antecedentes familiares de cáncer gástrico, MI incompleta o gastritis por Helicobacter pylori persistente, los médicos pueden usar vigilancia por CE y biopsias guiadas a los 3 años.
  • Debe vigilarse la gastritis atrófica avanzada usando endoscopia de calidad elevada cada 3 años.
  • Debe reevaluarse de inmediato la displasia sin una lesión definida de modo endoscópico utilizando CE de alta calidad.
  • Debe estadificarse y tratarse a los pacientes con una lesión visible por medios endoscópicos con displasia o carcinoma de escasa o de gran malignidad.
  • Debe erradicarse H pylori en la gastritis crónica distinta a la atrófica y la neoplasia después del tratamiento endoscópico.
  • La identificación y la vigilancia son rentables en el caso de los pacientes con trastornos gástricos precancerosos en las regiones de riesgo de intermedio a elevado.