Los test de anticuerpos de la COVID-19 pueden no ser efectivos a las 5 semanas de iniciados los síntomas (Cochrane Database Syst Rev)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores Cochrane de universidades de todo el mundo dirigidos por científicos de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) han concluido, tras analizar los 11.000 estudios realizados hasta la fecha sobre el nuevo coronavirus, que los test que detectan anticuerpos pueden no ser efectivos a las 5 semanas de haber presentado síntomas de COVID-19.

Las pruebas de anticuerpos son una herramienta importante de salud pública para identificar a las personas que han sido infectadas por el nuevo coronavirus, así como para evaluar la propagación de la infección y la necesidad de intervenciones de salud pública.

El objetivo de la revisión ha sido comprobar si estas pruebas son lo suficientemente precisas para diagnosticar enfermedades en personas con o sin síntomas de COVID-19, y si se pueden usar para averiguar si alguien ya ha pasado la enfermedad.

De los 11.000 trabajos analizados, los autores encontraron un total de 54 estudios relevantes que informaron sobre los resultados de las pruebas en unas 16.000 muestras. La mayoría de los estudios se realizaron de China y se llevaron a cabo en personas que habían ingresado en el hospital y que probablemente tenían enfermedad grave.

Los estudios analizaron tres tipos de anticuerpos, IgA, IgG e IgM. La mayoría de las pruebas midieron tanto IgG como IgM, pero algunas midieron un solo anticuerpo o combinaciones de los tres. Los datos solo estaban disponibles para 27 pruebas, una pequeña fracción de las más de 200 pruebas en el mercado.

Los resultados estaban disponibles tanto en pruebas de laboratorio, que requieren muestras de sangre tomadas de las venas, como en pruebas de punto de atención, que pueden usar muestras de sangre con punción digital, si bien no hubo suficientes datos para comparar la precisión de las diferentes pruebas.

Encontraron que la sensibilidad de las pruebas de anticuerpos está muy relacionada con el momento en que se realiza la prueba. De hecho, las pruebas de los anticuerpos IgG e IgM entre los días 8 y 14 después del inicio de los síntomas identificaron correctamente solo al 70% de las personas que tenían COVID-19.

Sin embargo, cuando los investigadores observaron los datos reportados entre los 15 y 35 después de que los síntomas comenzaran, las pruebas de anticuerpos detectaron con precisión más del 90% de las personas con COVID-19. No obstante, los autores han avisado de que no hay estudios suficientes para estimar la sensibilidad de las pruebas de anticuerpos más allá de los 35 días posteriores al comienzo de los síntomas.

Para ilustrar lo que significan estas cifras de precisión, en una muestra de 1.000 personas donde 200 personas (20%) realmente tenían COVID-19, los investigadores observaron que 193 personas recibieron un resultado positivo, pero 10 (5%) no la padecían. Además, 807 personas dieron un resultado negativo, pero 17 (2%) fueron falsos negativos.

"Hemos analizado todos los datos disponibles de todo el mundo, descubriendo patrones claros que nos dicen que el tiempo es vital para utilizar estas pruebas, por lo que usarlos en el momento equivocado no funcionan", concluyen los investigadores.