Los suplementos de omega 3 tienen poco o ningún beneficio para el corazón (Cochrane Rev)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los suplementos de omega 3 tienen poco o ningún beneficio sobre el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca o un ictus, según una revisión sistemática de la Universidad de East Anglia, Reino Unido, que ha combinado los resultados de 79 ensayos aleatorios que incluyeron un total de 112.059 personas. Los resultados se publican en Cochrane Reviews.

Estos estudios evaluaron los efectos del consumo de ácidos grasos omega 3 en suplementos, en comparación con el consumo de omega 3 habitual en los alimentos, sobre las enfermedades del corazón y la circulación. Veinticinco estudios se calificaron como "altamente fiables" por estar "bien diseñados y realizados".

Los estudios reclutaron hombres y mujeres, algunos sanos y otros con enfermedades de América del Norte, Europa, Australia y Asia. Los participantes fueron asignados aleatoriamente para que aumentaran la ingesta de omega 3 o para mantener su consumo habitual durante al menos un año. La mayoría de investigaron el impacto de administrar un suplemento de omega 3 de cadena larga en forma de cápsula y lo compararon con un placebo.

Solo unos pocos evaluaron la ingesta total de pescado, mientras que la mayoría de los ensayos de ácido alfa-linolénico (ALA) añadieron omega 3 a alimentos como la margarina y dieron a otros participantes estos alimentos enriquecidos, o alimentos ricos en ALA naturales como nueces, y alimentos no enriquecidos a personas en los grupos de intervención.

Los investigadores descubrieron que aumentar el omega 3 de cadena larga proporciona poco o ningún beneficio en la mayoría de los resultados que observaron. El riesgo de muerte por cualquier causa fue del 8,8% en las personas que aumentaron su ingesta de omega 3, en comparación con el 9% en las personas de los grupos de control.

También descubrieron que consumir más ácidos grasos omega 3 de cadena larga, principalmente a través de suplementos, probablemente ejerce poca o ninguna diferencia respecto al riesgo de eventos cardiovasculares, muertes cardiacas, eventos coronarios, ictus o irregularidades cardíacas.

"Podemos confiar en los hallazgos de esta revisión que van en contra de la creencia popular de que los suplementos de omega 3 de cadena larga protegen el corazón. Sí se ha encontrado evidencia de que el ALA puede proteger levemente algunas enfermedades del corazón y la circulación. Sin embargo, el efecto es muy pequeño, 143 personas necesitarían aumentar su ingesta de ALA para evitar que una persona desarrolle arritmia. Mil personas necesitarían aumentar su ingesta de ALA para evitar que una persona muera de enfermedad coronaria o experimente un evento cardiovascular", concluye el Lee Hooper, autor principal del estudio.