Los suplementos de aceite de pescado no previenen el infarto de miocardio ni el ictus en pacientes con diabetes (N Engl J Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los suplementos de aceite de pescado no previenen los infartos de miocardio ni el ictus en las personas con diabetes, según los últimos resultados del estudio ASCEND de eventos cardiovasculares en personas con la enfermedad, presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología y publicados en The New England Journal of Medicine.

Hasta el momento, estudios observacionales habían relacionado un alto consumo de pescado con riesgos más bajos de sufrir una enfermedad coronaria o cerebrovascular. No obstante, otros estudios aleatorizados no pudieron mostrar que tomar suplementos de aceite de pescado, que contienen ácidos grasos omega 3, reduzca el riesgo de sufrir algún evento cardiovascular.

Este estudio en concreto se realizó entre 2005 y 2011 con 15.480 pacientes con diabetes pero sin historia de enfermedad cardiovascular. Se les asignó, de forma aleatorizada, un suplemento de un gramo diario de aceite de pescado o placebo.

Los investigadores situaron el primer resultado de eficacia positiva del aceite de pescado en la ocurrencia de un evento vascular grave, entre el que se incluyeron los infartos de miocardio no fatales, los ictus no fatales, los ataques isquémicos transitorios y las muertes por causa cardiovascular. Se excluyó cualquier hemorragia intracraneal o sangrado en la cabeza o el cerebro.

Durante una media de 7,4años de seguimiento, un 8,9% de los participantes tratados con suplementos de aceite de pescado experimentaron un primer evento vascular grave. Por su parte, lo experimentaron un 9,2% de los que tomaban placebo. El estudio concluye no existe una diferencia significativa entre los dos grupos.

La principal investigadora del estudio, Louise Bowman, califica el hallazgo de decepcionante, pero dice que está en línea con estudios aleatorizados previos realizados en otro tipo de pacientes con mayor riesgo cardiovascular ,que tampoco mostraron ningún beneficio al tomar suplementos de aceite de pescado.

"No hay ninguna justificación para recomendar suplementos de aceite de pescado para prevenir los eventos cardiovasculares", concluye la investigadora.