Los síntomas de depresión en el Alzheimer podrían ser signos de deterioro cognitivo (JAMA Netw Open)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH), en Estados Unidos, informan, en un estudio publicado en 'JAMA Network Open', que los síntomas de depresión en personas mayores cognitivamente sanas, junto con amiloide cerebral, un marcador biológico de Alzheimer, podrían desencadenar con el tiempo cambios en la memoria y el pensamiento.

Cada vez más, la investigación del Alzheimer se centra en la etapa preclínica, cuando las personas tienen evidencia biológica de la enfermedad, pero sin síntomas o con síntomas mínimos, y cuando las intervenciones podrían tener el potencial de prevenir el deterioro futuro. El nuevo estudio arroja ahora luz importante sobre esta área. "Nuestra investigación encontró que incluso niveles bajos de depósitos de amiloide cerebral pueden afectar la relación entre los síntomas de depresión y las capacidades cognitivas, señala Jennifer Gatchel, de la División de Psiquiatría Geriátrica de MGH, y autora principal del estudio. Esto aumenta la posibilidad de que los síntomas de depresión puedan ser objetivos en ensayos clínicos destinados a retrasar la progresión de la enfermedad de Alzheimer. Se necesita más investigación en esta área", detalló.

Investigaciones anteriores han demostrado una asociación entre la depresión y los déficits cognitivos en personas mayores. Sin embargo, el estudio de MGH es uno de los primeros en revelar que esta asociación está influenciada por la presencia de amiloide cortical en adultos mayores no afectados, incluso cuando los síntomas de depresión son de leves a moderados.

Los datos fueron recogidos por investigadores durante un período de siete años de 276 adultos mayores que viven en la comunidad, todos los participantes en el emblemático Harvard Aging Brain Study (HABS). Lo que descubrieron fue un vínculo significativo entre el empeoramiento de los síntomas de depresión y el deterioro de la cognición durante dos a siete años que fue influenciado por el Alzheimer, según lo medido por imágenes PET de amiloide cerebral.

"Nuestros hallazgos ofrecen evidencia de que, en adultos mayores sanos, los síntomas de depresión junto con el amiloide cerebral pueden estar asociados con cambios tempranos en la memoria y en el pensamiento”, explica Gatchel. “Los síntomas de depresión en sí mismos pueden estar entre los primeros cambios en las etapas preclínicas de los síndromes de demencia. Estas etapas representan una ventana clínica de oportunidad para monitorizar de cerca a las personas en riesgo y para potencialmente introducir intervenciones para prevenir o retrasar el deterioro cognitivo".

Los investigadores de MGH también aprendieron de su extenso trabajo que no todos los adultos mayores con síntomas de depresión y amiloide cortical experimentarán problemas cognitivos. Otros factores de riesgo investigados por los autores que podrían modificar la relación entre la depresión y la cognición incluyen el metabolismo cerebral y el volumen del hipocampo, la parte del cerebro asociada con el aprendizaje y la formación de nuevos recuerdos.

Los autores también señalan que otros mecanismos, como la neurodegeneración mediada por tau, la hipertensión, la hipercortisolemia y la inflamación, pueden estar involucrados y deben investigarse. "Estos hallazgos subrayan el hecho de que los síntomas de depresión son multifactoriales y en realidad pueden funcionar sinérgicamente con los procesos amiloides y relacionados para afectar la cognición con el tiempo en los adultos mayores”, señala Gatchel. “Esta es un área que continuaremos estudiando activamente".