Los sindicatos podrían llegar a un acuerdo para evitar la huelga en Cantabria


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los responsables de Sanidad de CCOO, Arantxa Cossío, y de UGT, José María Fernández, han comparecido en rueda de prensa para explicar que se ha llegado a un principio de acuerdo con la Consejería de Sanidad, que podría evitar la huelga prevista por los médicos cántabros.

De momento, ambos sindicatos han suspendido la concentración prevista para este miércoles, 15 de mayo, en todos los centros del Servicio Cántabro de Salud (SCS) y han informado de que las negociaciones para desbloquear el incumplimiento de los compromisos adquiridos por la administración el pasado mes de octubre están siendo productivas.

De esta forma, han añadido que si se ratifica por escrito el consenso al que han llegado para recuperar la jornada de 35 horas, estarían dispuestos a evitar la huelga indefinida fijada a partir del próximo día 23, así como los paros previos el 20, 21 y 22.

Un nuevo consenso

En cuanto a las medidas que se están debatiendo, los representantes sindicales han informado de que el consenso alcanzado abarca la creación de empleo, 109 puestos este año y otros tantos el próximo, en Atención Primaria y Especializada, que se corresponden -dicen- con los suprimidos durante la anterior etapa del Gobierno del PP.

Además, los Servicios de Urgencia de Atención Primaria van a contar desde este próximo mes de junio con cuatro nuevas plazas de celadores, a las que se irán sumando más de forma progresiva hasta llegar a los 28 que se necesitan en los SUAPs, según cálculos de ambos sindicatos.

También en materia de empleo Sanidad se ha comprometido a ejecutar la jornada de 36 horas, a partir del 1 de mayo de este año, y de 35 horas en la misma fecha de 2020, para recuperar la jornada laboral y que va a suponer “un antes y un después”, según los dos sindicatos, ya que mejorará la condiciones de los profesionales y la calidad asistencial a los pacientes.

Sobre esta cuestión, tanto Cossío como Fernández han remarcado que la implantación de las 35 horas no quiere decir en ningún momento que los centros de salud no tengan que abrir hasta las cinco de la tarde, ya que consideran que los cántabros tienen “derecho” a esa asistencia y ellos la “obligación” de prestarla, por lo que no se puede plantear el evitar esta asistencia.