Los radiólogos denuncian que la antigüedad de sus equipos es un problema muy serio del sistema sanitario español


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El presidente de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), Pablo Valdés Solís, ha advertido de que la antigüedad de algunos de los equipos de radiología en los centros sanitarios supone "un problema muy serio" del sistema sanitario español, y que habrá que invertir muchos millones de euros para renovarlos debido a su obsolescencia.

Así se pronunció Valdés en rueda de prensa con motivo del Día Internacional de la Radiología, que se celebra cada 8 de noviembre para conmemorar el descubrimiento de los rayos X por el físico alemán Wilhelm Röntgen en 1895, lo que abrió el uso de la radiología para el diagnóstico de enfermedades. Su hallazgo le valió ser distinguido con el premio Nobel en 1901.

Valdés considera que la situación de los equipos de diagnóstico por imagen en España es peor que hace diez años. "Ahora no estamos bien, pero antes de la crisis no estábamos mal, al nivel de otros países europeos. La mayoría de la tecnología sigue funcionando, pero en algunos equipos, por ejemplo, la calidad de imagen no es la adecuada o se han quedado obsoletos", señaló.

En este contexto, achacó la situación a que no hay un plan estratégico de renovación de equipos a nivel estatal. "Desde el día en el que compras una máquina debes estar pensando en su renovación, pero aquí no hay plan. Este es un problema muy serio del sistema sanitario español. Se necesitan inversiones de muchos millones de euros", lamentó el presidente de SERAM.

Pese a este problema global, Valdés puntualizó que la gran mayoría de equipos que se utilizan actualmente funcionan bien pese a sus limitaciones, y que no es necesario contar con tecnología punta de última creación en todos los centros sanitarios. "Muchas veces no necesitas un 'Ferrari' en todos los sitios, sino que te vale con un coche normal. Pero nos gustaría tener un mejor equipamiento", argumentó.

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha trasladado en varias ocasiones al Ministerio de Sanidad la necesidad de renovar los equipamientos tecnológicos tanto de hospitales públicos como privados. Por ejemplo, en una reunión en enero con la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, presentaron una propuesta de renovación que conllevaría una inversión aproximada de 1.400 millones de euros en un plazo de cuatro años.

Según Fenin, la inversión destinada en 2018 a sustituir los equipamientos tecnológicos instalados en los centros estuvo "por debajo de la tasa de renovación sostenible", lo que "no permitió corregir el nivel de obsolescencia y dejó sin resolver el déficit del sistema sanitario". Sin embargo, concluyen que el mercado agregado se recuperó un 23,9% en comparación con 2017 en equipamiento de tecnología de imagen médica (resonancia magnética, mamografías y TC) debido a la donación de 320 millones de euros realizada por la Fundación Amancio Ortega.

Por otra parte, el presidente de SERAM consideró que, a pesar de la llegada de nuevas tecnologías basadas en inteligencia artificial, nunca se va a sustituir la figura clave del radiólogo. "Quien lo crea no está bien informado. Estas innovaciones son el futuro de la radiología. Cada mes, cada año, vemos nuevas revoluciones, pero tendrán que estar controladas por un radiólogo. Aún tienen problemas éticos o de regulación, por ejemplo. Se tendrá que contar con radiólogos, si no, no van a funcionar bien", defendió.

Junto a esto, Valdés Solís señaló que estas técnicas son cada vez más accesibles para la población, y que su uso no es elitista. "Los nuevos sistemas de inteligencia artificial aplicados a las distintas adquisiciones de imagen permiten reconstruir las imágenes a unas velocidades impensables hace poco años, algo que supone una mayor comodidad para el paciente", detalló.