Los PGE permiten eliminar copagos y aumentar el presupuesto para la dependencia


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Tras presentarse en el Congreso de los Diputados la propuesta de Presupuestos Generales del Estado para 2019 de Pedro Sánchez, el primer dato que llamaba la atención en materia sanitaria era el aumento de un 1 por ciento de los presupuestos sanitarios.  Sin embargo, María Luisa Carcedo, ha disgregado las partidas más representativas en cuanto a Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

En este sentido, en primer lugar ha vuelto a recordar que tal y como prometió, se elimina el copago farmacéutico en pensionistas con rentas inferiores a 11.200 euros anuales y perceptores de las prestaciones económicas de la Seguridad Social por hijo a cargo. Sin embargo, como novedad destacaba que los fondos para impulsar el Sistema de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia (SAAD) crecen un 59,3 por ciento hasta los 2.231 millones de euros.

Igualmente, en materia de bienestar social, los fondos destinados para protección a las familias aumentan en 266 millones destinados principalmente contra la pobreza infantil y se aumenta la prestación por hijo a cargo un 17 por ciento  con carácter general y en un 101 por ciento para niños y niñas en pobreza severa.

En concreto, el presupuesto del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para 2019 alcanza los 3.133,56 millones de euros repartidos en 2.716,49 millones para Servicios Sociales (un 41 por ciento más); 364,87 millones de euros para Sanidad y Consumo; y 52,19 millones para servicios generales.

“Lo que hemos querido con estos PGE es promover una cohesión social que nos permita mejorar las condiciones de vida de muchas personas y revertir la situación de desigualdad tan tremenda que tenemos y que hemos tenido la desgracia de liderar en el conjunto de los países de nuestro entorno”, ha aseverado Carcedo.

Un mayor bienestar social

De esta forma, Carcedo destacaba que solo con las nuevas medidas destinadas a eliminar copagos en colectivos vulnerables, el incremento de fondos para la Dependencia (el mayor desde que se puso en marcha) y las iniciativas para combatir la pobreza infantil, se beneficiarán directamente  unos 10 millones de españoles.

En el caso concreto de Dependiencia,  esta partida tendrá un aumento de 831 millones de euros hasta alcanzar un presupuesto global en Dependencia de 2.231 millones de euros, la mayor cifra alcanzada desde que se puso en marcha el Sistema. A este respecto Carcedo argumentaba que “con este importante esfuerzo presupuestario se podrá rebajar en torno al 75 por ciento la lista de espera de los casos más graves, los dependientes de grado III y grado II, en torno a 75.000 personas”.

Para ello también aumenta la aportación al nivel mínimo (los fondos que destina el Estado por cada beneficiario a las Comunidades Autónomas) en 415 millones de euros, un 31,7 por ciento más. Además, se vuelve a financiar el nivel acordado con 100 millones de euros, una vía de financiación del sistema a las CC AA que se fijó en el artículo 10 de la Ley 39/2006 para mantenerse hasta el año 2015 y que se eliminó en 2012.

Otras mejoras sanitarias

Por otra parte, la ministra ha detallado otras partidas presupuestarias contempladas en los PGE en materia de Sanidad como, por ejemplo, la partida de 22 millones de euros, incluida en los presupuestos del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), para inversiones en infraestructura y mejora la prestación en Ceuta y Melilla.

En este apartado, ha destacado los 18,3 millones de euros para la dirección facultativa y las obras del nuevo Hospital Universitario de Melilla y los 2,6 millones para la dirección facultativa y ampliación del Centro de Salud El Tarajal en Ceuta.

Finalmente, la ministra de Sanidad ha aludido al incremento de un millón de euros de la partida destinada a los planes de prevención y control del VIH y de las enfermedades de transmisión sexual; a los 2,1 millón de euros destinados a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT); a los 400.000 euros para el Instituto de Salud Carlos III.