Los partos en casa comportan tres veces más riesgos que los hospitalarios


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mujeres que dan a luz fuera del hospital tienen tres veces más probabilidades de desarrollar complicaciones y de mortalidad perinatal que aquellas que lo hacen en un hospital, según un estudio de la Ben-Gurion University del Negev y el Soroka Medical Center (Israel).

La investigación, presentada durante el 39º Congreso Anual de la Society for Maternal-Fetal Medicine (Estados Unidos), estudió los partos de 3.580 mujeres que dieron a luz en casa o fuera del hospital y 240.000 nacimientos producidos en el Soroka Medical Center entre 1991 y 2014.

En concreto, "aproximadamente 15 de cada 1.000 niños nacidos en entornos no hospitalarios estuvieron en riesgo de muerte, comparados con únicamente 5 de cada 1.000 nacidos en un hospital", explicó el jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Soroka, Eyal Sheiner.

En cuanto a la mortalidad infantil, los investigadores consideraron variables como la salud preexistente de la madre, la edad, los hábitos de estilo de vida, como fumar, y el origen étnico y la ocurrencia de un niño nacido muerto fue significativa, según el estudio, con un riesgo 2,6 veces mayor comparado con las madres que dieron a luz en hospitales.

A juicio de Sheiner, "no hay duda de que un hospital proporciona el entorno más seguro para dar a luz, tanto para las madres como para sus bebés. Incluso con los avances en la medicina moderna, un nacimiento es traumático para madre y niño y es crítico estar preparado para cualquier escenario".

"El seguimiento del progreso de la madre y el niño, y los signos vitales en tiempo real, así como el acceso inmediato a tratamientos de emergencia o quirófanos da al equipo médico una mejor oportunidad para enfrentar de manera efectiva una situación difícil en un parto", añadió Sheiner.

"Hubo un tiempo en el que la diferencia entre dar a luz en casa o en un hospital era menos importante porque nuestros ancestros tenían un entendimiento limitado de la medicina, pero hoy sí que hay diferencia", concluyó.