Los pacientes con insuficiencia cardíaca que presentan sobrepeso tienen menor riesgo de mortalidad (Heart)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Si bien la obesidad aumenta significativamente las posibilidades de desarrollar insuficiencia cardíaca, en aquellos pacientes con insuficiencia cardíaca establecida puede conferir un beneficio de supervivencia en comparación con las personas con peso normal o con bajo peso, según una investigación de la Universidad de Adelaida (Australia).

En el estudio, publicado en Heart, los investigadores encontraron que el riesgo de mortalidad más bajo para las personas con insuficiencia cardíaca establecida era en las personas con sobrepeso, en lugar de obesidad grave. Por otro lado, el estudio confirmó que la pérdida de peso intencionada en pacientes con obesidad sin insuficiencia cardíaca se asoció con una mejor salud cardiaca.

Al respecto, el autor principal Michael Stokes ha asegurado que el beneficio protector de la obesidad en la insuficiencia cardíaca establecida era un ejemplo de la “paradoja de la obesidad”.

"La paradoja de la obesidad es la observación, generalmente de grandes registros o ensayos clínicos, de que la presencia de obesidad confiere un beneficio de supervivencia sobre las personas normales o con bajo peso", explica.

En este sentido, el investigador apunta que hay una serie de posibles explicaciones para esta paradoja en la insuficiencia cardíaca, entre ellas que los pacientes obesos son diagnosticados más temprano en el curso de la enfermedad, debido a un mayor deterioro funcional, o que los pacientes obesos pueden tolerar medicamentos modificadores de la enfermedad mejor que los no obesos.

Actualmente los científicos están investigando si la pérdida de peso intencionada es beneficiosa en los pacientes obesos con insuficiencia cardíaca, y realizarán un estudio controlado del impacto que puede tener esta pérdida de peso lograda mediante intervención dietética y ejercicio prescrito.