Los nuevos antirretrovirales son más efectivos y seguros durante el embarazo


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los medicamentos antirretrovirales dolutegravir y fumarato de alafenamida emtricitabina/tenofovir (DTG+FTC/TAF) pueden constituir el régimen de tratamiento del VIH más seguro y eficaz que existe actualmente durante el embarazo, según un estudio multinacional de más de 640 mujeres embarazadas con VIH en cuatro continentes, cuyos resultados se han presentado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), celebrada virtualmente.

Los resultados de esta investigación confirman las recomendaciones para el tratamiento del VIH en mujeres embarazadas establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Investigaciones anteriores han demostrado claramente que la terapia antirretroviral (TAR) para suprimir el VIH previene la transmisión perinatal del VIH y beneficia la salud tanto de la madre como del niño. Este nuevo estudio comparó tres regímenes de medicamentos antirretrovirales y descubrió que los regímenes que contenían dolutegravir (DTG) eran más eficaces para suprimir el VIH que un régimen que contenía efavirenz (EFV).

"Cuando una mujer con VIH está embarazada, puede estar segura de que la misma terapia antirretroviral que toma todos los días para proteger su propia salud también ayuda a proteger a su futuro hijo de adquirir el VIH. Los hallazgos del estudio sugieren que un régimen de medicamentos que contiene dolutegravir proporciona el tratamiento contra el VIH más seguro y eficaz disponible durante este momento crítico para las mujeres y sus bebés", ha asegurado Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID), que ha financiado esta investigación.

Se estima que 1,5 millones de mujeres en todo el mundo que viven con el VIH dan a luz cada año. Desde 2013, la OMS ha recomendado un régimen de tres medicamentos antirretrovirales, compuesto de EFV, lamivudina (3TC) o FTC, y fumarato de disoproxilo tenofovir (TDF), para tratar el VIH en mujeres embarazadas en entornos de recursos limitados. En julio de 2019, la OMS actualizó sus recomendaciones para incluir los regímenes que contienen DTG.

Este ensayo clínico de fase 3, llamado IMPAACT 2010 o VESTED, asignó a partir de enero de 2018 al azar a 643 mujeres para que comenzaran el tratamiento del VIH entre las 14 y las 28 semanas de embarazo con EFV/FTC/TDF o con dos regímenes más nuevos: DTG+FTC/TAF y DTG+FTC/TDF. El EFV/FTC/TDF está formulado como una sola tableta, mientras que los regímenes más nuevos consisten cada uno de ellos en una tableta de DTG tomada con una tableta combinada de FTC/TAF o FTC/TDF.

Los investigadores encontraron que casi el 98% de las mujeres que recibieron cualquiera de los regímenes que contenían DTG estaban suprimidas viralmente en el momento del parto, lo que significa que su carga viral (cantidad de VIH en la sangre) era indetectable usando pruebas estándar. En contraste, el 91% de las mujeres que recibieron EFV/FTC/TDF fueron suprimidas viralmente en el momento del parto. Dos bebés, uno en cada uno de los grupos que recibieron regímenes que contenían DTG, fueron diagnosticados con VIH dentro de los 14 días del nacimiento. Los investigadores están investigando actualmente los datos sobre la adherencia a la medicación y los niveles de la misma en el momento del parto.

Además, el 24% de las mujeres que tomaban DTG+FTC/TAF tenían un resultado adverso en el embarazo comparado con el 33% de las mujeres que tomaban DTG+FTC/TDF o EFV/FTC/TDF. Aunque estas tasas son altas, son consistentes con las tasas de eventos adversos del embarazo en países de ingresos bajos y medios, donde vive la mayoría de los participantes. Estos resultados incluyen complicaciones del embarazo en el parto prematuro, bajo peso del bebé al nacer basado en la edad gestacional (una medida de la edad de un embarazo que se toma desde el comienzo del último período menstrual de la mujer), y nacimiento de mortinatos.

En conjunto, estos hallazgos muestran que, si bien los tres regímenes son seguros y eficaces en el embarazo, el VIH está mejor controlado por los regímenes que contienen DTG, y el DTG+FTC/TAF puede conducir a menores resultados adversos del embarazo. Los resultados confirman las recomendaciones de la OMS para el uso de DTG en las mujeres embarazadas.