Los niveles óptimos de vitamina D pueden variar para diferentes grupos étnicos (Metabolism)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Al recomendar suplementos de vitamina D, los médicos deben considerar que cada paciente tiene requisitos diferentes y no depender de pautas únicas, valorando también si son caucásicos, negros o asiáticos, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Rutgers y la de California en San Francisco (Estados Unidos).

El trabajo, publicado en Metabolism, Clinical and Experimental, destaca la necesidad de lograr un consenso a través de pruebas mejoradas para los niveles de vitamina D que están actualmente disponibles.

Los investigadores han señalan que las recomendaciones basadas en estudios anteriores que utilizan una serie de pruebas diferentes para los niveles de vitamina D persisten y, como era de esperar, las pautas actuales varían.

"Por ejemplo, no está claro que los niveles óptimos de vitamina D sean los mismos para caucásicos, negros o asiáticos. Más laboratorios están implementando pruebas mejoradas y se están haciendo esfuerzos para estandarizar los resultados de diferentes laboratorios", ha indicado la autora Sylvia Christakos.

Según los resultados, se aprecia que los suplementos de vitamina D funcionan mejor cuando se toman con calcio para la pérdida ósea con el envejecimiento, donde las personas mayores con deficiencia de vitamina D se benefician especialmente de los suplementos como una protección contra las fracturas. Sin embargo, los estudios no mostraron que los suplementos sean beneficiosos como protección contra la fractura si la persona mayor ya contaba con unos niveles óptimos de vitamina D.

Por otro lado, exploraron las cantidades necesarias de vitamina D y llegaron a la conclusión de que el consumo de más suplementos de vitamina no es mejor. De hecho, estudios realizados anteriormente han demostrado que unas dosis muy altas de vitamina D parecen aumentar el riesgo de fractura.

Aunque se ha demostrado que la suplementación con vitamina D reduce la mortalidad general y algunos estudios sugieren que la vitamina podría ser beneficiosa para la función inmune, el cáncer y la salud cardiovascular, Christakos señala que aún no se ha demostrado un beneficio constante de la suplementación. Sin embargo, la mayoría de los estudios no han discriminado entre los participantes que tienen vitamina D suficiente o deficiente.