Los médicos de Aragón ganan la batalla a Salud al anularse las jubilaciones forzosas


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Sindicato Médico de Aragón (SMA) ha ganado la batalla en los Tribunales al Gobierno de Aragón que impuso que los facultativos del Servicio Aragonés de Salud en 2013 que se jubilaran a los 65 años. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha determinado nulas dos jubilaciones forzosas y le obliga a Salud a abonarles las retribuciones que no han percibido desde esta fecha hasta cumplir los 70 años. Actualmente están a la espera de que el TSJA dictamine otros 200 recursos de estas características.

El dictamen reconoce el derecho que asistía a los demandantes a seguir en activo a partir de los 65 años ya que establece que su extensión laboral no puede denegarse “libre e incondicionalmente” sino que debe llevarse a cabo con “sujeción a lo que prevean los Planes de Ordenación de  Recursos Humanos”. El departamento de Sanidad de Aragón ha adelantado que acatará la sentencia, aunque no le quede más remedio porque “no existía posibilidad de recurso”, han indicado fuentes sindicales.

Desde CESM Aragón han mostrado su satisfacción ya que se ha subsanado una situación injusta generada por el anterior Ejecutivo que aplicó las jubilaciones forzosas con el único fin de ahorrar, pero no solo “no se ahorró” , sino que “se perdió calidad asistencial”.

Las jubilaciones forzosas comenzaron a producirse en el año 2013 cuando el anterior Ejecutivo rechazó todas las solicitudes de los médicos para prolongar su vida laboral después de los 65 años. Sin embargo, el ya exconsejero de Sanidad, Sebastián Celaya, autorizó a varios profesionales para continuar ejerciendo como médicos hasta los 67 años. En 2017, el Gobierno aprobó un plan que permite alargar la vida laboral dos años más a todos los facultativos.