Los médicos andaluces se concentrarán el 11 de septiembre en contra de las agresiones a sanitarios


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Quince minutos de silencio para manifestar el rechazo ante las coacciones y agresiones a los sanitarios andaluces. Ese es el objetivo con el que el Sindicato Médico Andaluz (SMA) , junto con la plataforma ‘Basta ya’ de varias provincias, han convocado una concentración el próximo 11 de septiembre. El motivo es que tras los numerosos casos de agresiones a personal sanitario en Andalucía durante este verano,  se ha extendido entre los facultativos “una sensación de inseguridad”  que comienza a ser preocupante. Más recientemente, los hechos ocurridos en la localidad sevillana de El Garrobo han contribuido especialmente “al aumento de la sensación de indefensión y han hecho saltar las alarmas en el colectivo”.

Si bien desde la Junta de Andalucía se han tomado medidas al respecto, como la campaña que advierte de que las denuncias se harán por la vía penal,  el sindicato ha visto necesario mostrar este gesto no solo a la Administración, sino a la población.  Por ello han pedido al personal sanitario y a los ciudadanos que se sumen a “este pequeño gesto tan importante” para no admitir “más actitudes hostiles que no benefician a nadie y que hacen de la medicina una condena, no una vocación”.

En este sentido, han recordado que los médicos andaluces de la Sanidad Pública llevan muchos años “contribuyendo con su esfuerzo y dedicación a la mejora de la asistencia sanitaria de los ciudadanos, a veces en condiciones laborales precarias y con sobrecargas de trabajo que difícilmente se aguantan sin un gran componente de responsabilidad y vocación de servicio a la comunidad”.

Por último, han sostenido que “todo tiene un límite”, ya que ellos también tienen derecho al descanso y a “poder realizar el trabajo sin miedo a las coacciones o agresiones, a terminar la jornada laboral ilesos y a la hora prevista, a no recibir improperios y a no ser presos de la sociedad a la que atendemos”, concluyen desde el SMA.