Los medicamentos de prescripción con ácidos grasos omega-3 reducen los niveles elevados de triglicéridos (Circulation)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los medicamentos que contienen ácidos grasos omega-3 reducen los niveles de triglicéridos en un 20-30% en la mayoría de las personas que requieren tratamiento, según una recomendación científica de la Asociación Americana del Corazón publicada en Circulation.

"A partir de nuestra revisión de la evidencia obtenida a partir de 17 ensayos clínicos aleatorizados y controlados sobre niveles altos de triglicéridos, concluimos que el tratamiento con 4 gramos diarios de cualquiera de las opciones de prescripción disponibles es efectivo y puede usarse de manera segura junto con medicamentos con estatinas que reducen el colesterol", declara Ann Skulas-Ray, autora del aviso científico.

Hay dos medicamentos de prescripción con ácidos grasos omega-3 disponibles. Uno combina dos tipos de ácidos grasos, EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico). El otro solo proporciona EPA. Como no ha habido comparaciones directas de las dos formulaciones diferentes en la dosificación de recetas, el aviso no recomienda una preferentemente sobre la otra.

Skulas-Ray, profesora de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), señala que las personas con hipertrigliceridemia no deben tratarla por sí mismas con suplementos de aceite de pescado con ácidos grasos omega-3 sin receta.

"Los suplementos dietéticos que contienen ácidos grasos omega-3 no están regulados por la FDA. No deben usarse en lugar de medicamentos recetados para el tratamiento a largo plazo de los triglicéridos altos", advierte.

En un informe científico de 2017, la Asociación Americana del Corazón señaló que existía falta de investigación científica para apoyar el uso clínico de los suplementos de ácidos grasos omega-3 para prevenir enfermedades cardíacas en la población general.

La dosis efectiva para los ácidos grasos omega-3 recetados es de 4 gramos por día tomados con alimentos. Actualmente, la FDA ha aprobado medicamentos recetados con ácidos grasos omega-3 solo para tratar niveles muy altos de triglicéridos por encima de 500 mg/dl.

La revisión del panel encontró que los medicamentos de prescripción con omega-3 son efectivos para reducir los niveles de triglicéridos, independientemente de si las personas reciben tratamiento con estatinas.

En un reciente estudio aleatorizado, controlado con placebo llamado REDUCE-IT, los investigadores encontraron que la medicación solo con EPA combinada con estatinas dio lugar a una reducción del 25% de los eventos cardiovasculares mayores entre las personas con hipertrigliceridemia.