Los macacos que pasan la COVID-19 generan inmunidad (Science)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Dos nuevos estudios realizados con macacos ofrecen esperanza de que los humanos puedan desarrollar inmunidad frente al coronavirus SARS-CoV-2, causante de COVID-19, ya sea como resultado de una infección natural o por medio de una vacuna.

Si bien hay diferencias entre la infección por SARS-CoV-2 en macacos y en humanos, estos hallazgos son prometedores a la luz de los esfuerzos que se están realizando en todo el mundo para desarrollar una vacuna y tratamientos de anticuerpos para el COVID-19. La comprensión de la inmunidad protectora contra el SARS-CoV-2 es fundamental para la vacuna y las estrategias de salud pública, explican los autores, del Beth Israel Deaconess Medical Center (Estados Unidos)

Una pregunta clave sin respuesta es si la infección por el SARS-CoV-2 da lugar a una inmunidad protectora contra la reexposición. Actualmente no hay datos sobre si los humanos están protegidos de la reexposición de esta manera. A principios de este año, la investigación sobre los macacos cynomolgus encontró que estos animales son modelos prometedores para probar terapias para la COVID-19.

Ahora, en dos nuevos estudios con macacos rhesus, ambos publicados en Science, los investigadores exploraron si la exposición inicial al SARS-CoV-2 protegía contra la reinfección y si la vacunación protegía contra la infección, respectivamente. En un modelo de macaco con infección por SARS-CoV-2 y que presenta ciertos aspectos de la infección humana, los investigadores probaron si 9 animales adultos que habían eliminado el virus eran inmunes a la reinfección 35 días después.

Los 9 animales mostraron pocos o ningún síntoma después de la reintervención y exhibieron respuestas inmunitarias que los protegieron contra la segunda infección (administrada en las mismas dosis que la primera). "Se necesitarán rigurosos estudios clínicos para determinar si la infección del SARS-CoV-2 protege eficazmente contra la reexposición del SARS-CoV-2 en humanos", explican los autores.

En un estudio separado que incluyó a muchos de los mismos investigadores, diseñaron prototipos de candidatos a vacuna de ADN del SARS-CoV-2 que expresaban seis formas diferentes de la proteína spike del SARS-CoV-2, que es utilizada por el virus para unirse e invadir las células humanas. Los candidatos a vacuna proporcionan ADN que permite a las células huéspedes producir la proteína spike para generar respuestas de anticuerpos.

Vacunaron a 35 macacos adultos con estas vacunas, en las rondas iniciales y en las de refuerzo. Estos animales mostraron respuestas inmunitarias humorales y celulares similares a las de los macacos que se recuperaban de la infección en la primera ronda del otro estudio. Y lo que es más importante, cuando estos animales vacunados se infectaron por vía intranasal con el SARS-CoV-2 seis semanas más tarde, exhibieron niveles de anticuerpos en su sangre suficientes para neutralizar el virus en dos semanas.

Estos niveles fueron similares a los observados en humanos recuperándose de la infección, según los autores. Esto también demuestra la inmunidad protectora de los macacos, probablemente mediada por una respuesta del sistema inmunológico, que también fue el caso en los otros trabajos. Estos investigadores puntualizan que se necesitarán más investigaciones para determinar las plataformas óptimas de la vacuna contra el SARS-CoV-2 para los seres humanos, pero que su trabajo podría acelerar el desarrollo de estas vacunas.