Los intensivistas recomiendan indicar oxigenación por membrana extracorpórea solamente en casos muy concretos


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) ha indicado que el uso de la técnica conocida como oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) debe indicarse en casos "muy concretos" y realizarse en centros de referencia con un equipo multidisciplinar liderado por un médico intensivista entrenado para ello.

Así se han manifestado por los dos traslados aéreos con soporte ECMO que se han realizado por primera vez en la UCI del Hospital Can Misses (Ibiza). El centro trabaja en la puesta en marcha del protocolo de actuación para iniciar el sistema de transporte interhospitalario de un paciente con insuficiencia respiratoria tributario de soporte ECMO venovenoso cuando una paciente en shock cardiogénico precisa también un traslado a un centro de referencia, también con soporte ECMO, en este caso, venoarterial.

"En el primer caso se trataba de un paciente con un síndrome de distrés respiratorio por una neumonía. Tras 16 horas de tratamiento intensivo con ventilación mecánica protectora y decúbito prono, apenas había una mejoría de los niveles de oxígeno en sangre. En este punto ya no podíamos hacer mas", ha explicado el médico socio de la SEMICYUC, a cargo de ambos casos, Gaspar Tuero.

"El paciente estaba respirando oxígeno en niveles de máxima concentración, no era posible aplicar más presión al respirador sin arriesgarnos a general lesiones. Así que pusimos en marcha el protocolo para el traslado con soporte 'ECMO' a un hospital de referencia", añade.

En el segundo caso, era una mujer joven en shock cardiogénico. "Sin duda este último caso fue más complejo porque la paciente estaba más inestable, además para colocar la cánula en la arteria se necesitaba de un cirujano cardíaco, así que también tuvo que intervenir un tercer hospital, el Son Espases, que hizo la implantación de la ECMO para que fuese trasladada al Hospital Bellvitge", según el experto, que ha añadido que "el volumen del aparataje para el traslado era mayor por lo que hubo que recurrir a un avión del Servicio Aéreo de Rescate".

En este contexto, la SEMICYUC ha destacado que el uso de ECMO ha abierto "nuevos escenarios, tanto clínicos como éticos, que suponen un reto para el intensivista". "Se trata de una técnica compleja", han reconocido desde la sociedad.

Con el uso de la técnica se sustituye la función del pulmón y/o corazón cuando la función de estos es insuficiente a pesar de las maniobras de soporte convencionales. La ECMO mueve la sangre y facilita el intercambio gaseoso, lo que permite tener tiempo para tratar adecuadamente la patología que ha deteriorado tanto estos órganos. En ocasiones permite realizar maniobras diagnósticas imposibles de realizar sin el sistema.

Es importante, según la SEMICYUC, diagnosticar la patología que ha motivado que el paciente requiera el soporte y tratarla adecuadamente.

"Podemos canular perfectamente al paciente, tener un protocolo ajustado de anticoagulación, hacer chequeos horarios del circuito que si no sabemos lo que le pasa al paciente o no lo solucionamos, no alcanzaremos nuestra meta que no es más que revertir la situación crítica y recuperar al paciente tanto desde un punto de vista vital como funcional", ha explicado el miembro del grupo de trabajo respiratorio de la SEMICYUC, Jordi Riera.

El tiempo también es fundamental, según Riera. "A la hora de indicar la ECMO existe un delicado, complejo y esquivo, en ocasiones, equilibrio entre los dos extremos: indicarlo antes de tiempo, y el paciente puede mejorar con maniobras menos invasivas o simplemente con el tiempo, o demasiado tarde, y se da una situación de fallo multiorgánico irreversible", añade.

"Hay que decir que cuando la indicación es respiratoria, sería entonces ECMO venovenoso, existe un margen de tiempo mayor que facilita la organización de todo. En casos de asistencia circulatoria, la ECMO venoarterial existe muy poco margen de maniobra", explica Riera.

El especialista ha desvelado que en esta línea "se está desarrollando recientemente la asistencia con ECMO venoarterial en determinados escenarios de parada cardiorrespiratoria donde el tiempo es un factor fundamental".