Los inhibidores del punto de control inmunitario son seguros y efectivos para los pacientes con cáncer y VIH (JAMA Oncol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los inhibidores del punto de control inmunitario se muestran seguros y efectivos en pacientes con cáncer avanzado que también están infectados por el VIH, según un estudio del Georgetown University Medical Center (Estados Unidos), publicado en JAMA Oncology.

El inhibidor del punto de control manipula el sistema inmunitario de la persona que lo recibe, por lo que existía preocupación sobre si estas terapias podrían tener efectos adversos, como la reactivación del virus en las personas infectadas con VIH.

"Los pacientes de cáncer con VIH y sus oncólogos se encontraban en una encrucijada", ha explicado el líder del estudio, Chul Kim, que ha añadido que "por la infección, tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer que la gente que no está infectada".

"De hecho, el cáncer se ha convertido en una de las principales causas de muerte de los pacientes con VIH. Pero las quimioterapias convencionales pueden revertir la supresión de la enfermedad y, además, estos pacientes están ampliamente excluidos de los estudios clínicos que prueban la próxima generación de los tratamientos de cáncer", ha manifestado Kim.

Por su parte, los inhibidores del punto de control inmunitario funcionan mediante la eliminación de los frenos que el cáncer pone en una respuesta inmunitaria natural contra los tumores. Los fármacos antirretrovirales atacan y bloquean las diferentes etapas del ciclo de vida del virus, lo que impide que se replique.

Específicamente, Kim ha hallado que los inhibidores del punto de control ofrecían tasas de respuesta objetivas similares en el tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas, un 30% en concreto, y el melanoma, un 27%, como se ha encontrado en pacientes con cáncer no infectados.

Por otra parte, los pacientes de VIH no experimentaron un aumento de los efectos secundarios en comparación a lo que se considera lo normal, y el VIH permaneció indetectable en el 93% de los pacientes que tenían una carga viral indetectable antes del tratamiento.

Kim ha destacado un hallazgo "intrigante". Según ha especificado, en seis pacientes que tenían una carga detectable de VIH en la sangre antes del tratamiento, cinco tuvieron una disminución en su carga viral después del tratamiento. "Podría ser que los inhibidores del punto de control estén ayudando a suprimir el VIH, aunque este hallazgo debe verificarse en futuros estudios", sugiere.

Además, el inhibidor ofreció beneficios en el tratamiento del sarcoma de Kaposi, un cáncer vinculado a la infección por VIH para el cual no hay muchas opciones de tratamiento efectivas. La respuesta objetiva en esta población de pacientes fue del 67%.

El científico ha indicado que los inhibidores de los puntos de control no sólo pueden controlar el cáncer. "Hay señales en este análisis y otros estudios que sugieren que estos nuevos medicamentos contra el cáncer pueden restaurar una respuesta inmunitaria contra el VIH en pacientes cuyo sistema inmunológico está agotado", concluye.