Los inhibidores de SHP2 pueden ser eficaces contra una gama más amplia de cánceres de lo pensado (Nat Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una nueva clase de medicamentos conocidos como inhibidores de SHP2 también podría ser eficaz contra tumores agresivos y difíciles de tratar como el pulmón y cánceres de páncreas, según concluye una primera investigación realizada por un equipo de la Universidad Técnica de Munich (TUM), Alemania, sobre un modelo de ratón y muestras tomadas de pacientes con cáncer. Su trabajo se publica en Nature Medicine.

Los ensayos clínicos actualmente en curso habían excluido previamente a los pacientes con estos tumores. Sin embargo, contrariamente a lo que los científicas habían supuesto previamente, la proteína reguladora SHP2 es un objetivo farmacológico adecuado incluso en tumores KRAS, y los inhibidores de SHP2 desarrollados recientemente son eficaces contra estos tumores.

"Anteriormente se había pensado que la mutación KRAS ejercía efectos tan graves que el uso de otras vías de ataque estaría condenado al fracaso", explica Hana Algül, profesora de Metabolismo Tumoral del Mildred Scheel y jefa de Oncología Gastrointestinal en Medizinische Klinik II en el Hospital Universitario Rechts der Isar.

Los investigadores señalan que el cáncer de pulmón y de páncreas se denominan colectivamente tumores KRAS, ya que comparten el mismo error genético. Este error significa que la proteína KRAS, involucrada en, entre otras cosas, la división celular, ya no funciona correctamente y siempre está activa. Como resultado, las células se dividen fuera de control, lo que lleva a la formación de tumores. Los tumores KRAS constituyen aproximadamente un tercio de todos los tumores en humanos. El problema, sin embargo, es que la proteína KRAS también está activa y juega un papel crucial en las células sanas, por lo que simplemente no es una opción desactivarla con drogas.

Una parte de su trabajo involucra ratones con una proteína KRAS defectuosa. Cuando el equipo extrajo adicionalmente la proteína SHP2 de los ratones, ya no desarrollaron tumores. Con estos resultados, el equipo de investigación pudo demostrar que SHP2 es esencial para la formación de tumores y que SHP2 también podría ser un objetivo farmacológico clave en tumores KRAS agresivos.

Los resultados se confirmaron cuando usaron inhibidores de SHP2 recientemente desarrollados en su modelo de ratón. Cuando los ratones recibieron un inhibidor de SHP2, los tumores existentes crecieron más lentamente y fueron más fáciles de controlar.

Por otro lado, los resultados también podrían resolver otro problema que surge al tratar el tumor KRAS, que es que con frecuencia desarrollan resistencia a los medicamentos. El equipo probó el nuevo medicamento en combinación con inhibidores de MEK, una clase de medicamentos que ya se usan terapéuticamente.

"Estos medicamentos son efectivos, pero muchos pacientes desarrollan rápidamente células cancerosas resistentes", explica Katrin Ciecielski, coautora del artículo. La investigación encontró que los nuevos inhibidores de SHP2 hacen que las células cancerosas resistentes vuelvan a ser susceptibles a los antiguos inhibidores de MEK.

"Hemos demostrado que, por sí solo y en combinación con otras drogas, esta nueva clase de fármaco algún día podrá ayudar a los pacientes de cáncer. Esto podría extender la vida de muchos pacientes", ha señalado Algül, quien destaca que una combinación de estos dos medicamentos podría ofrecer un nuevo enfoque para tratar tumores resistentes a los medicamentos.

Por lo tanto, los investigadores recomiendan que los ensayos clínicos actualmente en curso acepten pacientes con tumores KRAS agresivos.