Los hombres viudos y divorciados se enfrentan a un mayor riesgo de muerte cardíaca que las mujeres


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Sobrevivir a algunas de las enfermedades cardíacas y circulatorias más comunes puede verse afectado por el género y el estado civil de la persona, según una nueva investigación de la Universidad de Aston (Reino Unido), presentada en la Conferencia de la British Cardiovascular Society, celebrada en Manchester, que ha encontrado grandes diferencias en las tasas de mortalidad de hombres y mujeres, particularmente en relación con el estado civil, cuando se padece insuficiencia cardíaca, fibrilación auricular o después de un infarto de miocardio.

La investigación ha revelado que los hombres viudos que sufren un infarto de miocardio tienen 11% más probabilidades de morir que las viudas. Se encontraron hallazgos similares en hombres viudos con insuficiencia cardíaca (10%) y fibrilación auricular (13%) en comparación con mujeres viudas en las mismas condiciones. A su vez, los hombres divorciados con fibrilación auricular tuvieron 14% más probabilidades de morir que las mujeres divorciadas.

Los investigadores también encontraron que, entre las personas casadas con fibrilación auricular, los hombres tenían un 6% más riesgo de morir que las mujeres. La situación, sin embargo, es bastante diferente para aquellos que no están casados. El equipo descubrió que los hombres solteros con insuficiencia cardíaca en realidad tenían un riesgo 13% menor de muerte en comparación con las mujeres solteras.

Este estudio se basa en trabajos anteriores que sugieren que estar casado puede mejorar las probabilidades de sobrevivir a un infarto.

Al estudiar a más de 1,8 millones de personas que ingresaron en hospitales del norte de Inglaterra con un infarto, insuficiencia cardíaca o fibrilación auricular entre 2000 y 2014, los investigadores pudieron comprobar cómo el estado civil o el género pueden afectar al riesgo a largo plazo de morir a causa de estas patologías durante un período de 14 años.

Rahul Potluri, director de la investigación, espera que, al ir un paso más allá y comprender cómo estas diferencias en el estado civil pueden afectar la supervivencia en hombres y mujeres, el estudio no solo ayudará a identificar a las personas que necesitan apoyo adicional, sino que también ayudará a mejorar la forma en que se proporciona es apoyo.