Los hombres que duermen pocas horas se enfrentan a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los hombres de mediana edad que duermen cinco horas o menos por la noche tienen duplican su riesgo de desarrollar un evento cardiovascular mayor durante las siguientes dos décadas que aquellos que duermen de siete a ocho horas, según un estudio de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), presentado en el Congreso Sociedad Europea de Cardiología, que se celebra en Munich (Alemania).

"Para las personas con vidas ocupadas, dormir puede parecer una pérdida de tiempo, pero nuestro estudio sugiere que dormir poco podría relacionarse con futuras enfermedades cardiovasculares", ha declarado la autora Moa Bengtsson.

Los participantes fueron analizados durante 21 años por la aparición de eventos cardiovasculares mayores, que incluyeron infarto de miocardio, ictus, hospitalización por insuficiencia cardíaca, revascularización coronaria o muerte por enfermedad cardiovascular. Los datos sobre eventos cardiovasculares se obtuvieron de registros médicos como el Registro de alta del hospital sueco y el Registro sueco de causa de defunción.

Se excluyeron los hombres con datos incompletos sobre la duración del sueño, información incompleta de seguimiento o que tuvieron un evento cardiovascular importante antes del inicio del estudio, dejando un total de 759 participantes para los análisis.

La hipertensión, la diabetes, la obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo y la mala calidad del sueño fueron más habituales en los hombres que dormían cinco o menos horas por noche en comparación con los que tenían entre siete y ocho horas.

En comparación con aquellos con una duración normal del sueño, los varones que dormían cinco o menos horas por noche mostraron un riesgo dos veces mayor de experimentar un evento cardiovascular mayor a los 71 años. El riesgo se duplicó después de ajustar los factores de riesgo cardiovascular al inicio del estudio incluyendo obesidad, diabetes y tabaquismo.

"Los hombres con la menor duración del sueño a la edad de 50 años tenían el doble de probabilidades de tener un evento cardiovascular antes de los 71 años que aquellos que dormían una cantidad normal, incluso cuando se tuvieron en cuenta otros factores de riesgo", concluye Bengtsson.