Los especialistas piden reducir la variabilidad entre los sistemas autonómicos para mejorar el diagnóstico de hepatitis C


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, José María Eiros Bouza, ha apostado por una coordinación mantenida y uniforme en el diagnóstico de las hepatitis víricas, algo que a su juicio pasa por "reducir la variabilidad que existe entre los diferentes sistemas sanitarios españoles".

Este especialista participó en la jornada 'Unidos por la eliminación del virus de la hepatitis C (VHC)”, organizada por las sociedades castellano-leonesas de Análisis Clínicos y Microbiología para integrar conocimientos en el diagnóstico de la hepatitis C y de sus marcadores virológicos en la práctica asistencial en los centros de Castilla y León.

Según los datos preliminares de la Encuesta Nacional de Seroprevalencia del Ministerio de Sanidad de 2018, se estima que el 0,8% de la población española analizada (entre 2 y 80 años) tiene anticuerpos positivos frente al virus de la hepatitis C y el 0,17% tiene una infección activa.

En esta situación, los expertos han resaltado que la disponibilidad de un sistema de diagnóstico en un solo paso, que requiera una única recogida de muestra de sangre, es fundamental para simplificar y facilitar el proceso.

"Garantiza una respuesta eficiente de la determinación de marcadores al servicio del clínico que lo demanda. La estrategia de diagnóstico en un solo paso contempla la determinación de anticuerpos y, en caso de positividad, una detección de marcadores directos que confirman que la enfermedad está activa, como son el antígeno y la carga viral", resaltó Eiros Bouza.

Por su parte, Pilar Tajada, especialista en Análisis Clínicos y responsable del área de Hepatitis del Servicio de Análisis Clínicos del Complejo Asistencial Hospital General de Segovia, aseguró que la implementación del diagnóstico en un solo paso, junto con estrategias adecuadas de comunicación de resultados, "facilitan la derivación a atención hospitalaria, disminuyen el número de visitas y, por tanto, el tiempo de acceso al tratamiento de estos pacientes con infección activa por VHC".

Respecto a la coordinación entre servicios para el diagnóstico de las hepatitis víricas, Eiros Bouza apuntó que "en España ya existen protocolos muy sólidos y grupos que trabajan de manera consolidada". "El objetivo actual consiste en que, en los centros donde no existe esta dicha coordinación, podamos ir incrementándola", concluyó.