PUBLICIDAD

Los casos de reacciones alérgicas aumentan en Navidad por el mayor consumo de alimentos altamente alergénicos


  • Noticias Médicas

Los casos de reacciones alérgicas suelen aumentar durante la Navidad debido al mayor consumo de alimentos altamente alergénicos, así como al inicio en el consumo de ciertos productos, según ha avisado la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Los síntomas de una reacción alérgica aparecen en el intervalo de unos pocos minutos a unas pocas horas siguientes a la ingestión del alimento y la gravedad varía en función de la cantidad de alérgeno ingerido, la sensibilidad de la persona y de factores externos como el asma, el ejercicio físico o el consumo de analgésicos o alcohol.

Por este motivo, el Comité de Alergia de Alimentos de la SEAIC ha destacado la importancia de extremar la precaución en las comidas y/o cenas fuera de casa, dado que siete de cada diez reacciones alérgicas graves ocurren cuando se come fuera de casa.

Asimismo, ha recordado que en estas fechas muchas personas prueban por primera vez algunos alimentos potencialmente generadores de alergias y consumen dulces navideños que poseen ingredientes encubiertos, como leche o frutos secos entre sus componentes.

Por ello, desde la organización se ha insistido en que los frutos secos, el marisco, el pescado o algunas frutas son los que con mayor frecuencia se relacionan con reacciones alérgicas en mayores, aunque los niños suelen debutar con alergia al huevo, la leche, las frutas y los frutos secos.

Al mismo tiempo, SEAIC ha aconsejado mirar con atención el etiquetado de los dulces, carnes, embutidos, salsas y otros alimentos precocinados; elaborar recetas alternativas a los dulces navideños; cumplir el tratamiento alergológico; y evitar la exposición a humos o irritantes como el frío.

Además, ha subrayado la importancia de llevar siempre un autoinyector de adrenalina; usar adornos navideños artificiales; y no confundir intolerancia con alergia. "El alergólogo es el único especialista con una formación reglada y la titulación oficialmente reconocida para atender a niños y adultos con enfermedades alérgicas y por tanto sería deseable que todas las comunidades autónomas españolas contaran con el número suficiente de servicios de alergología en la sanidad pública para atender a la población alérgica", concluye.

PUBLICIDAD