Los casos de COVID-19 en España se elevan a 110.238 personas y los fallecidos son ya más de 10.000


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los casos de COVID-19 en España han aumentado este jueves hasta los 110.238 contagiados (8.102 más que el miércoles), con 10.003 fallecidos (950 más en las últimas 24 horas) y 26.743 curados (4.096 más), según los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad. Asimismo, en la actualidad hay 6.092 personas en UCI, 220 más que ayer.

La Comunidad de Madrid, que sigue liderando la lista de regiones más afectadas. Registra 32.155 afectados y 4.175 muertes, seguida de Cataluña con 21.804 personas infectadas por el coronavirus y 2.093 fallecidas por esta causa.

Asimismo, Andalucía ha amanecido con 6.972 afectados y 343 fallecidos; Aragón con 2.700 infectados y 200 muertes; Asturias, registra 1.384 contagiados y 69 muertes; Baleares, 1.204 afectados y 58 muertos; Canarias, 1.444 pacientes y 68 fallecidos; Cantabria ya cuenta con 1.268 pacientes y 60 muertes; Castilla-La Mancha tiene 7.682 pacientes y 854 fallecidos; y Castilla y León 7.355 infectados y 641 muertes.

Por su parte, Ceuta tiene 55 afectados y 1 fallecido; Comunidad Valenciana, 6.308 infectados y 443 muertes; Extremadura registra ya 1.837 infectados y 181 fallecidos; Galicia 4.842 pacientes y 120 muertes; Melilla 62 contagiados y 1 fallecido; Murcia, 1.084 afectados y 42 muertes; Navarra, 2.682 afectados y 141 fallecidos; País Vasco tiene 7.317 pacientes afectados y 412 muertes; y La Rioja 2.083 contagiados y 101 fallecidos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que España ha conseguido el primer objetivo en la lucha contra el coronavirus, llegando al pico de la curva de contagios, y que ahora está comenzando la fase de ralentización de la pandemia. Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso por la crisis del coronavirus, Illa ha resaltado algunos datos de la última semana que justifican la llegada al pico, como que el incremento de nuevos contagios es este jueves del 8%, frente al 18% de la semana anterior. Igualmente, ha celebrado que se ha reducido el aumento de ingresos en la UCI, que se fija en el 4% este jueves, frente al 16% de hace siete días.

De la misma manera, ha resaltado que el incremento del número de muertes es ahora del 10,5%, frente al 19% que se experimentaba la semana pasada. Por último, ha apuntado que hay un 18% más de curados al día, cinco puntos porcentuales más de media que hace siete días. "No hay ningún dato bueno con tantos fallecidos, pero la curva se ha estabilizado. Hemos alcanzado el primer objetivo de llegar al pico de la cruva, estamos empezando la fase de ralentización", ha manifestado el ministro, puntualizando no obstante que para acelerar la bajada de la curva hay que realizar un esfuerzo más. "Aún quedan semanas duras pero entre todos lo estamos consiguiendo", ha argumentado.

Ha insistido en que la dinámica de la epidemia fuerza que el colapso sanitario continúe y se empeore durante los próximos días y semanas. "La necesidad de camas de UCI lleva un retraso con respecto a la fecha de notificación de casos. Incluso observando un descenso en el número de nuevos ingresos, las largas estancias en UCI producen acumulación de pacientes, por lo que todavía quedan días difíciles para nuestro sistema sanitario", ha advertido. Pese a esta situación, ha defendido que el sistema sanitario "está y estará a la altura" de este reto. "Estamos respondiendo con fortaleza, generosidad y solidaridad", ha reivindicado, destacando la "enorme capacidad de respuesta" del sistema.

Por último, el ministro ha afirmado que "la salud va antes de la economía", porque "sin salud no hay economía", en relación a las restrictivas medidas puestas en marcha bajo el estado de alarma para paliar las consecuencias del coronavirus. "Hay luz al final del túnel, recuperaremos la normalidad", ha concluido.