Los bomberos del World Trade Center tienen un 13 % más de probabilidades de sufrir cáncer

  • Dawn O'Shea

  • Maria Baena
  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Según un estudio publicado en la revista Occupational & Environmental Medicine, los bomberos que trabajaron en el World Trade Center tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 tienen un 13 % más de probabilidades de sufrir cáncer que sus colegas que no trabajaron en el sitio.

La investigación comparó los nuevos casos de cáncer entre 10.786 bomberos de la ciudad de Nueva York que trabajaron en el lugar después de los ataques, con casos que surgieron en 8.813 bomberos que no lo habían hecho. A continuación, se comparó la incidencia de cáncer de los bomberos varones con la de varones de la población general.

Se diagnosticaron unos 915 cánceres en 841 de los bomberos del World Trade Center, y se diagnosticaron 1.002 casos en 909 del otro grupo de bomberos.

Después de tener en cuenta los factores de confusión, observaron que los bomberos que habían acudido a ayudar tras el ataque del 11 de septiembre tenían un 13 % más de probabilidades de desarrollar cáncer. Específicamente, el riesgo de cáncer de próstata era un 39 % más alto, mientras que su riesgo de cáncer de tiroides era más del doble.

Cuando se comparó la incidencia de cáncer con la de los hombres de la población general, ambos grupos de bomberos tenían tasas más altas de cáncer de próstata y melanoma.

Estas diferencias se debilitaron después de tener en cuenta el sesgo de vigilancia, ya que podrían haberse detectado más casos entre los bomberos del 11 de septiembre, ya que su salud ha sido controlada más de cerca.