Los bebés reaccionan al gusto y al olfato en el útero

  • Dawn O'Shea

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los bebés pueden oler y degustar diferentes sabores en el útero, según un nuevo estudio. Los investigadores descubrieron que la expresión facial del feto cambia cuando se le expone a diferentes alimentos. El hallazgo puede brindar la oportunidad de influir en las elecciones dietéticas después del nacimiento y desarrollar una preferencia por los alimentos saludables.

Los investigadores realizaron ecografías en 4D a las futuras madres a las 32 y 36 semanas de gestación.

Las madres recibieron una cápsula con polvo de zanahoria o col rizada 20 minutos antes de cada exploración. Se les pidió que no consumieran ningún alimento o bebida aromatizada una hora antes de la exploración. Se observaron las reacciones faciales del feto y se compararon con las de un grupo de control que no se expuso a ninguno de los dos sabores.

Las ecografías mostraron que los fetos expuestos a la zanahoria mostraban una "cara de risa", mientras que los expuestos a la col rizada expresaban una "cara de llanto" e incluso una mueca.

Los investigadores creen que lo que comen las mujeres embarazadas podría influir en las preferencias de los bebés después del nacimiento y ayudar a establecer hábitos alimentarios saludables.

El equipo ha iniciado un estudio de seguimiento de estos bebés para comprobar si esto es cierto. El estudio está investigando si los fetos muestran respuestas menos negativas a estos sabores cuando los prueban por primera vez fuera del útero.