Los bacteriófagos podrían ser conductores de la enfermedad de Parkinson


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores del Instituto de Microbiología Humana, Estados Unidos, han descubierto el papel que ciertos bacteriófagos podrían jugar en la aparición de la enfermedad de Parkinson. La investigación se ha presentado en ASM Microbe, la reunión anual de la Sociedad Americana de Microbiología, celebrada en Atlanta.

Los investigadores, dirigidos por George, Tetz, demostraron que la abundancia de los fagos líticos de Lactococcus era mayor en los pacientes con Parkinson que en los individuos sanos. Esta abundancia condujo a una reducción de diez veces en los Lactococcus productores de neurotransmisores, lo que sugiere el posible papel de los fagos en la neurodegeneración. El análisis comparativo del componente bacteriano también reveló disminuciones significativas en Streptococcus spp y Lactobacillus spp en la enfermedad de Parkinson.

Los Lactococcus son reguladores de la permeabilidad intestinal y son productores entéricos de dopamina, que desempeña un papel principal en la enfermedad de Parkinson. "El agotamiento de los Lactococcus debido al alto número de fagos estrictamente líticos en pacientes con Parkison podría estar asociado al desarrollo de la enfermedad y estar directamente relacionado con la disminución de la dopamina y el desarrollo de síntomas gastrointestinales de la enfermedad", apunta Tetz.

Para explorar las composiciones de la comunidad bacteriana y de bacteriófagos asociados con la enfermedad de Parkinson, los investigadores utilizaron datos de secuenciación metagenómica de microbioma fecal de 32 pacientes con Parkinson y 28 controles.

Los resultados indican que la disminución de Lactococcus en los pacientes con Parkinson se debió a la aparición de fagos lactocócicos virulentos y líticos estrictos pertenecientes a los grupos c2 y 936 que con frecuencia se aíslan de los productos lácteos. Estos resultados abren una discusión sobre el papel de los fagos ambientales y la composición de fagobiota en la salud y la enfermedad.

"Los bacteriófagos se han pasado por alto anteriormente como factores patógenos y el estudio señala su papel fundamental en la patogénesis", dice  Tetz, quien subraya la necesidad de más investigaciones que exploren los virus bacterianos como un objetivo de diagnóstico y tratamiento para la intervención terapéutica.