Los antivirales de acción directa reducen el riesgo de muerte y cáncer de hígado en pacientes con hepatitis C crónica (Lancet)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los antivirales de acción directa (AAD) reducen el riesgo de mortalidad prematura y de cáncer de hígado en personas con hepatitis C crónica, según ha evidenciado por primera vez un estudio llevado a cabo por investigadores franceses y que ha sido publicado en The Lancet.

Por razones éticas, no es posible realizar un ensayo con un brazo de control, por lo que los investigadores lo abordaron mediante la creación de un estudio observacional de alrededor de 10.000 pacientes. En el seguimiento, alrededor de tres cuartos habían sido tratados con AAD y un cuarto no recibió tratamiento.

Trabajos anteriores han demostrado que existe una reducción del riesgo de complicaciones y mortalidad en los pacientes tratados con interferón o antivirales de acción directa, pero pocos estudios han comparado pacientes tratados y no tratados. El objetivo de los AAD es lograr una respuesta virológica sostenida.

Concretamente, los pacientes tratados en el estudio fueron 52% menos propensos a morir prematuramente que los no tratados y tuvieron 33% menos probabilidades de presentar carcinoma hepatocelular. Asimismo, en un subgrupo de pacientes con cirrosis al inicio del estudio, se encontró la misma asociación para la mortalidad y el cáncer hepatocelular, siempre que los pacientes alcanzaran un nivel indetectable de VHC en la sangre.

Los investigadores creen que esto se debe a que el tratamiento induce una respuesta virológica sostenida, lo que permite que el hígado se regenere, disminuyendo así el riesgo. "Hemos visto una reducción del riesgo para las complicaciones relacionadas con la enfermedad y la mortalidad, y creemos que este tratamiento debe considerarse para todos los pacientes con infección crónica por hepatitis C", concluyen los autores.