Los antihistamínicos podrían ser útiles en pacientes con melanoma (Allergy)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) sugieren que los antihistamínicos pueden ser efectivos en el tratamiento del melanoma, si bien reconocen que se necesitan más estudios para confirmar este hallazgo.

Para su trabajo, publicado en Allergy, examinaron el uso de seis antihistamínicos en pacientes diagnosticados de melanoma maligno: desloratadina, cetirizina, loratadina, clemastina, ebastina y fexofenadina.

En concreto, compararon información de tres grandes registros (el registro de medicamentos recetados, el registro de cáncer y el registro de causa de muerte) para todos los habitantes de Suecia entre 2006 y 2014 que recibieron su primer diagnóstico de cáncer cutáneo, un total de 24 562 individuos.

De estas personas, 1.253 eran usuarios de antihistamínicos. Los más utilizados fueron desloratadina (395), cetirizina (324), loratadina (251) y clemastina (192). Los otros antihistamínicos fueron utilizados por un número considerablemente menor de individuos. El seguimiento de las personas se realizó el 31 de diciembre de 2018.

"Observamos una mayor supervivencia entre aquellos que usaron desloratadina y, en cierta medida, también loratadina, particularmente en el grupo de edad de 65 años o más, cuando los comparamos con aquellos que no habían usado antihistamínicos. El uso de los otros antihistamínicos no mostró un efecto de supervivencia significativo. El uso de desloratadina y loratadina también pareció reducir el riesgo de contraer un nuevo melanoma maligno", explican los investigadores.

El equipo de investigación ahora está planeando experimentos con animales y estudios aleatorizados para comprender los mecanismos que hay detrás del efecto, la dosis adecuada y el período de tratamiento óptimo. "Estamos colaborando con investigadores en Barcelona y Estocolmo. En Lund, estamos realizando estudios en animales y humanos, en los que se compararán las dosis de antihistamínicos con los pacientes que no toman antihistamínicos, para medir el efecto del tratamiento", concluyen.