Los anticuerpos de la leche materna protegen a los niños prematuros frente a la enterocolitis necrotizante (Nat Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo estudio de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) revela que es necesario un anticuerpo en la leche materna para prevenir la enterocolitis necrotizante (NEC), enfermedad bacteriana a menudo mortal en recién nacidos prematuros.

Los anticuerpos de inmunoglobulina A (IgA) se unen a las bacterias en el intestino y, según el estudio, cuantas más bacterias estén relacionadas con la IgA, menor será la probabilidad de que los niños desarrollen NEC. Dado que los neonatos prematuros obtienen IgA solo de la leche materna en sus primeras semanas de vida, los autores enfatizan la importancia de la lactancia materna para estos niños, según publican en Nature Medicine.

"Desde hace una década se sabe que los neonatos que contraen NEC tienen Enterobacteriaceae en su aparato digestivo, pero lo que encontramos es que lo importante no es la cantidad de enterobacterias, sino el hecho de que la IgA esté ligada a la IgA potencialmente accionable", explica el autor principal Timothy Hand.

Los investigadores analizaron muestras fecales de 30 recién nacidos prematuros con ECN y de 39 controles emparejados por edad. En general, los niños alimentados con leche materna tenían más bacterias intestinales unidas a IgA que los alimentados con leche artificial, y los que desarrollaron NEC tenían más probabilidades de haber sido alimentados con este tipo de fórmulas.

Al examinar los microbiomas intestinales de estos niños a lo largo del tiempo, el equipo de Hand descubrió que, para los niños sanos, las enterobacterias estaban prácticamente unidas por la IgA, lo que permitía que floreciera la flora bacteriana. Pero para los recién nacidos con ECN en los días previos al diagnóstico, las enterobacterias no unidas a IgA estaban libres.