Los afectados por fibrilación auricular parecen enfrentarse a un mayor riesgo de demencia (Neurology)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las personas con fibrilación auricular pueden experimentar una disminución más rápida en las habilidades de pensamiento y memoria y tienen mayor riesgo de demencia que las personas sin esta arritmia, según un estudio publicado en Neurology.

La buena noticia del estudio es que las personas con fibrilación auricular que tomaban anticoagulantes parecen tener menos probabilidades de desarrollar demencia que las que no tratadas con estos fármacos.

"El flujo sanguíneo comprometido causado por la fibrilación auricular puede afectar al cerebro de varias maneras", afirma el autor del estudio Chengxuan Qiu, del Instituto Karolinska y la Universidad de Estocolmo (Suecia). "Sabemos que a medida que las personas envejecen, la posibilidad de desarrollar fibrilación auricular aumenta, al igual que la probabilidad de desarrollar demencia. Nuestra investigación mostró un vínculo claro entre los dos y descubrió que tomar anticoagulantes en realidad puede disminuir el riesgo de demencia", añade.

Para el estudio, los investigadores analizaron los datos de 2.685 participantes con una edad promedio de 73 años que fueron seguidos durante un promedio de seis años como parte de un estudio más grande. Fueron examinados y entrevistados al inicio del estudio y luego una vez después de seis años para aquellos menores de 78 años y una vez cada tres años en caso de los de 78 años o más. Todos los participantes estaban libres de demencia al inicio del estudio, pero 243 personas (9%) presentaban fibrilación auricular.

A través de entrevistas personales y exámenes médicos, los científicos reunieron datos médicos y sobre el estilo de vida de los participantes al inicio del estudio y durante cada visita de seguimiento. Todos fueron examinados para la fibrilación auricular, para el pensamiento general y las habilidades de memoria, así como la demencia. En el transcurso del estudio, 279 personas adicionales, o el 11%, desarrollaron fibrilación auricular, y 399, o el 15%, demencia.

Los científicos descubrieron que aquellos que tenían fibrilación auricular presentaban una tasa más rápida de disminución de las habilidades de pensamiento y memoria que los que no sufrían la enfermedad y eran un 40% más propensos a desarrollar demencia. De las 2.163 personas que no tenían latidos cardiacos irregulares, 278 desarrollaron demencia, o el 10%. De las 522 personas con latidos cardiacos irregulares, 121 desarrollaron demencia, o el 23%.

También encontraron que las personas que tomaron anticoagulantes para la fibrilación auricular tenían un riesgo 60% menor de demencia. De las 342 personas que no tomaron anticoagulantes para la enfermedad, 76 desarrollaron demencia, o el 22%. De las 128 personas que tomaron anticoagulantes, 14 desarrollaron demencia, o el 11%. No hubo disminución del riesgo entre las personas que tomaron un tratamiento antiplaquetario como ácido acetilsalicílico.

"Suponiendo que existía una relación de causa y efecto entre el uso de anticoagulantes y la reducción del riesgo de demencia, estimamos que aproximadamente el 54% de los casos de demencia se hubieran prevenido hipotéticamente si todas las personas con fibrilación auricular hubieran estado tomando diluyentes sanguíneos -apunta Qiu-. Se deben hacer esfuerzos adicionales para aumentar el uso de anticoagulantes entre las personas mayores con fibrilación auricular".