Los adolescentes con un índice de masa corporal elevado se enfrentan a un mayor riesgo de infarto antes de los 65 años


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los adolescentes con un elevado índice de masa corporal (IMC) tienen un mayor riesgo de sufrir un infarto de miocardio antes de los 65 años, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), celebrado en París

En el estudio han participado 1,7 millones de hombres suecos nacidos entre los años 1950 y 1987, que fueron alistados al servicio militar obligatorio a la edad de 18 años, donde se sometieron a extensos exámenes físicos y psicológicos, como IMC, presión arterial, coeficiente intelectual y pruebas cardiovasculares.

Los participantes fueron seguidos entre los 1969 y 2016, periodo en el que se produjeron 22.412 infartos de miocardio, los cuales ocurrieron alrededor de los 50 años. De esta forma, los investigadores comprobaron que cuanto más elevado es el IMC en la adolescencia, más riesgo se tiene de experimentar un infarto antes de los 65 años.

"Este es un estudio exploratorio poblacional, lo que significa que informamos de asociaciones, pero solo podemos especular sobre los mecanismos. Es posible que el metabolismo lipídico alterado, la inflamación y el estrés oxidativo contribuyan a la aterosclerosis en las personas con IMC elevado. Además, los valores de referencia para el IMC normal en la adolescencia tardía pueden necesitar ser reconsiderados", explicaron los autores.