LIPCAR, un biomarcador pronóstico no invasivo de la insuficiencia cardiaca (Hypertension)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Científicos del Cima Universidad de Navarra pertenecientes al Centro de Investigación en Red Cardiovascular (CIBERCV) han identificado un biomarcador no invasivo que predice la evolución y el riesgo cardiovascular e pacientes con insuficiencia cardiaca.

El trabajo ha sido liderado por Javier Díez. Los resultados de esta investigación, realizada en colaboración con científicos de la Universidad de Hannover (Alemania), la Universidad de Lille (Francia) y el Imperial College London (Reino Unido) en el marco del proyecto europeo ERA-CVD, se han publicado en Hypertension.

Según explica el Cima en un comunicado, la insuficiencia cardiaca constituye la quinta causa de mortalidad y hospitalización en los países occidentales, en general, y en España, en particular. Es un cuadro clínico caracterizado por el fallo del corazón para suministrar al resto del organismo la cantidad de sangre necesaria para el normal funcionamiento de todos sus órganos. A medida que la enfermedad progresa, el riesgo de que se requieran ingresos hospitalarios urgentes aumenta y la calidad de vida de los pacientes se deteriora considerablemente, por lo que es fundamental desarrollar técnicas de detección precoz.

LIPCAR es un tipo de ARN no codificante (lncRNA, por sus siglas en inglés), una nueva familia de moléculas presentes en la sangre o el tejido de los pacientes que, por su estabilidad y especificidad, se presentan como buenos marcadores de un proceso biológico. Además poseen actividades biológicas relacionadas con mecanismos patológicos. "En este trabajo multicéntrico hemos identificado el valor de LIPCAR como biomarcador del riesgo de hospitalización y muerte cardiovascular en pacientes con insuficiencia cardiaca", explica Díez.

El estudio incluyó 234 pacientes con insuficiencia cardiaca con y sin enfermedad renal crónica, una de las causas de esta enfermedad cardiaca. La investigación tuvo un seguimiento medio de casi 5 años.

"Nuestro trabajo confirma que los niveles en sangre de LIPCAR están aumentados en pacientes con insuficiencia cardiaca. Además, este incremento se asocia con una mayor tasa de hospitalización y de muerte cardiovascular en pacientes sin enfermedad renal", asegura el investigador.

Los resultados del estudio demuestran que este biomarcador facilita el seguimiento personalizado de estos pacientes y abre las puertas a un tratamiento más preciso de la insuficiencia cardiaca.