Líderes mundiales piden a la OMS que ayude a los países a invertir en la prevención de las enfermedades no transmisibles


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Líderes mundiales y expertos en salud han entregado un documento con ocho recomendaciones al director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el que, entre otros temas, le instan a que impulse un apoyo a los países para que inviertan en la prevención y control de las enfermedades no transmisibles (ENT).

En octubre de 2017 Adhanom Ghebreyesus convocó a la Comisión de Alto Nivel Independiente de la OMS sobre enfermedades no transmisibles para identificar nuevas formas innovadoras de frenar las principales causas de muerte en el mundo: enfermedades cardiovasculares, cánceres, diabetes, enfermedades respiratorias y problemas de salud mental.

En ese momento, la comisión señaló que las enfermedades no transmisibles siguen representando más del 70% de las muertes y subrayó que el progreso contra estas patologías y los trastornos de salud mental debían acelerarse enormemente para cumplir con la Agenda 2030. Al mismo tiempo, el organismo destacó que muchos países todavía se enfrentan a desafíos y necesidades para implementar soluciones.

Ante esto, el nuevo documento insta a la OMS a alentar a los jefes de Estado a cumplir con su compromiso de proporcionar liderazgo estratégico involucrando a todos los departamentos gubernamentales, empresas, organismos sociales, profesionales sanitarios y personas que padecen una enfermedad no transmisible o problemas mentales.

Del mismo modo, recomienda apoyar a los países en sus esfuerzos por capacitar a las personas para que tomen decisiones saludables, incluso asegurándose de que el medio ambiente sea propicio para vivir una vida saludable, y que la sociedad reciba la información que necesita para tomar decisiones en favor de su salud.

En el trabajo también se destaca la necesidad de que la OMS aconseje a los países a que incluyan servicios para prevenir y tratar estas patologías, así como los trastornos de salud mental, como un favor clave para garantizar la cobertura sanitaria universal.

"Asegúrese de que nadie caiga en la pobreza, porque tienen que pagar la atención médica de sus propios bolsillos, mediante la provisión de protección social adecuada para todos. Además, debe aumentar el compromiso con las empresas y proporcionar asistencia técnica a los estados miembros para que puedan organizar respuestas nacionales efectivas a las ENT y las condiciones de salud mental", destaca el informe.

Finalmente, los líderes mundiales solicitan a la OMS que aliente a los gobiernos a promover un compromiso significativo con la sociedad, y que abogue por establecer un fondo para apoyar a los países en la realización de actividades que reduzcan la incidencia de enfermedades no transmisibles y promuevan la salud mental.