Leucemia mieloide crónica: la respuesta a los inhibidores de la tirosina cinasa de tercera línea pronostica la eficacia del bosutinib en cuarta línea

  • García-Gutiérrez V & al.
  • Ann Hematol
  • 16 nov. 2018

  • de David Reilly
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • En los pacientes con leucemia mieloide crónica (LMC), el tratamiento de cuarta línea con bosutinib se toleró, en general, bien, y la eficacia fue mejor en los pacientes con remisión molecular en el momento de inicio del tratamiento con bosutinib.

Por qué es importante

  • La interrupción de los inhibidores de la tirosina cinasa (ITC) es muy prevalente en los pacientes con LMC. 

Diseño del estudio

  • Se trata de un estudio para investigar el tratamiento de cuarta línea con bosutinib en 62 pacientes con LMC.  
  • En todos los casos fracasaron los tratamientos anteriores con imatinib, nilotinib y dasatinib o los pacientes no los toleraban.
  • Financiación: no se reveló ninguna.

Resultados clave

  • La mediana de la duración del tratamiento con bosutinib global fue de 9,12 meses; 7,8 meses en los pacientes con resistencia al dasatinib y nilotinib y 17,9 meses en los pacientes con resistencia al nilotinib e intolerantes al dasatinib.
  • En los pacientes con remisión completa citogenética (RCC) en el momento de inicio del tratamiento con bosutinib:
    • el 94 % mantuvo o mejoró la RCC;
    • el 64 % alcanzó una remisión molecular mayor (RMM).
  • En los pacientes sin RCC al momento de iniciar el tratamiento con bosutinib:
    • el 25 % mantuvo o mejoró la RCC;
    • el 14 % alcanzó la RMM.
  • Los pacientes con RCC y con un tratamiento con bosutinib obtuvieron una mejora significativa en la SSP (p = 0,041).
  • La incidencia de acontecimientos adversos de grados II-IV fue, en general, menor en los pacientes con RCC al momento de iniciar el tratamiento con bosutinib, frente a los que no habían alcanzado la RCC en ese momento.
  • El 36 % de los pacientes interrumpió el tratamiento; el 16 % de los casos de interrupción se debió a la intolerancia; el 10 % se debió a falta de eficacia.

Limitaciones

  • Datos retrospectivos.