Leucemia linfoblástica aguda: la adición de rituximab no muestra ningún beneficio de supervivencia en la fase III

  • BSH 2020.
  • 27 abr. 2020

  • de Deepa Koli
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La adición de rituximab a la quimioterapia de inducción en los pacientes con leucemia linfoblástica aguda de precursores B (LLA-B) no logra mejorar los desenlaces.
  • El nivel de expresión de CD20 no se correlaciona con la respuesta al rituximab.
  • Los pacientes que recibieron un alotrasplante de células madre mieloablativo (alo-TCMma) obtuvieron un beneficio significativo por el rituximab.

Por qué es importante

  • Los resultados justifican la realización de más investigación para identificar a los pacientes con LLA que pueden beneficiarse del uso de rituximab.

Diseño del estudio

  • Se trata del análisis principal del ensayo aleatorizado en fase III UKALL14.
  • Se asignó de forma aleatoria a 577 pacientes con LLA-B con edades comprendidas entre los 25 y los 65 años a recibir quimioterapia de inducción estándar (el tratamiento habitual, TH) con o sin rituximab.
  • Financiación: Cancer Research UK.

Resultados clave

  • Frente al grupo que recibió rituximab complementario, el TH no mostró ninguna diferencia significativa en:
    • la remisión completa: 92,7 % frente al 94,8 %;
    • la enfermedad mínima residual: 42,2 % frente al 41,8 %.
  • Los acontecimientos graves/adversos y la mortalidad sin recidiva fueron similares entre los 2 grupos.
  • A una mediana de seguimiento de 50,5 meses, la supervivencia sin acontecimientos (SSA) a los 3 años no fue significativamente distinta para el TH y para el tratamiento con adición de rituximab (41,9 % frente al 48,7 %; HR: 0,88; p = 0,28). 
  • La expresión de CD20 de la superficie celular no mostró ninguna interacción significativa.
  • El porcentaje de blastocitos que expresaron CD20 fue un mal factor pronóstico independiente:
    • unas concentraciones de CD20 > 20 % mostraron, frente a
  • Entre los pacientes que recibieron un alo-TCMma se observó una mejora significativa de la SSA en el grupo que recibió rituximab (HR: 0,47; p = 0,03).