Lázaro, un asistente virtual para ayudar al oncólogo médico en la toma de decisiones


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha lanzado su propio asistente virtual, la plataforma Lázaro, una herramienta digital que facilitará el día a día del oncólogo médico y apoyará su atención al paciente con cáncer.

La plataforma Lázaro es un servicio online en constante actualización con calculadoras web adaptadas al ámbito del cáncer y el paciente oncológico que asistirán al oncólogo médico en la toma de decisiones aportando una información adicional y complementaria a la obtenida a través de la entrevista con el paciente y las pruebas complementarias.

"Lázaro refleja el afán de SEOM por poner al servicio del oncólogo médico herramientas que faciliten su práctica clínica y apoyen la atención al paciente con cáncer. Con este asistente virtual, SEOM se convierte en pionera en dotar al oncólogo médico de herramientas validadas para optimizar e individualizar la atención a sus pacientes con base en la mejor evidencia disponible", destaca Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de SEOM.

Además, se incluyen calculadoras útiles e innovadoras generadas dentro de los Grupos de Trabajo y Secciones SEOM, como CISNE en neutropenia febril, incluida en todas las guías internacionales, EPIPHANY en tromboembolismo pulmonar y AGAMENON en cáncer de estómago.

La plataforma Lázaro, desarrollada con la colaboración sin restricciones de GSK, incluye calculadoras y algoritmos agrupadas en diferentes temáticas, entre ellas, cáncer, tratamiento oncológico, tratamiento de soporte -escalas de dolor, infección, trombosis, desnutrición, iones-, estado general y funcional, calidad de vida, metástasis y pronóstico, y un apartado específico para las escalas de cada subtipo tumoral.

"En la práctica clínica, los oncólogos médicos tomamos con frecuencia decisiones sobre el abordaje de pacientes con cáncer basadas en múltiples datos. Dicha decisión requiere de una anamnesis, una conversación con el paciente y una toma de decisiones compartidas que nunca podrán ser sustituidas por un dato numérico aislado. Sin embargo, las escalas o calculadoras son útiles para complementar la información clínica con un dato numérico objetivo y cuantitativo o con una clasificación en categorías que permiten agrupar al paciente", explican los coordinadores de Lázaro, Paula Jiménez Fonseca, oncóloga médico del Hospital Universitario Central de Asturias, y Alberto Carmona Bayonas y Manuel Sánchez Cánovas, oncólogos médicos del Hospital Universitario Morales Meseguer de Murcia.

"Las escalas ayudan a apoyar la toma de decisiones en un resultado objetivo, validado y estandarizado que no depende del observador ni se ve penalizado por la falta de destreza o conocimiento", precisan los coordinadores de Lázaro, quienes destacan que "en un momento en el que la ciencia trata de realizar análisis masivos de datos, la recogida de la información clínica estandarizada, cuantificada y homogénea en las historias clínicas a través de modelos permite una explotación agrupada e interpretable".