Las vocalías de Atención Primaria de la OMC piden que se destine a la especialidad el 25% del presupuesto de sanidad


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las vocalías de Médicos de Atención Primaria Rural y Urbana de la Organización Médica Colegial (OMC) han solicitado al Gobierno que se destine a la especialidad el 25% del presupuesto total de sanidad.

Durante una reunión mantenida el pasado viernes, los responsables de la organización mostraron el "profundo malestar y descontento generalizado" de los médicos de atención primaria, al observar cómo este pilar básico del sistema sanitario se está deteriorando progresivamente, lo que provoca indefectiblemente una peor calidad asistencial.

"No podemos seguir así y queremos hacer visible la situación de todos los centros de salud y pedir soluciones por una AP digna y de calidad, por mantener nuestro sistema de salud basado en la AP, con sus características de longitudinalidad, continuidad asistencial y enfoque biopsicosocial tal como la conocemos. Son necesarios cambios estructurales para su adaptación a la situación actual. Estamos ante un problema que precisa medidas urgentes y dotación económica para realizar los cambios necesarios", han dicho los expertos.

Por ello, han avisado de que es imprescindible un pacto político por la Sanidad, por encima de momentos electorales, el cual tiene que comenzar aquí y ahora, por lo que han pedido a las comunidades autónomas y al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social que tengan en cuenta sus propuestas.

Por ejemplo, las vocalías proponen, además de destinar el 25% del presupuesto de sanidad a la AP, incrementar la partida de personal, y eliminar las gerencias únicas. Además, abogan por redimensionar los cupos y plantillas, teniendo en cuenta tanto las características de la población (edad, morbilidad, nivel socioeconómico, diversidad cultural, carga asistencial), como la dispersión geográfica; y permitir a los profesionales autogestionarse sus agendas.

"La flexibilidad de la agenda permitiría adaptar los tiempos de atención a las personas y el contexto según necesidades, contemplando, por ejemplo, tiempo suficiente para una atención domiciliaria", han señalado, para pedir no doblar pacientes a la misma hora; desburocratización de las consultas; tiempo para formación, investigación, tutorización de residentes y estudiantes de medicina o colegas del extranjero, programada, actividades comunitarias, reuniones de equipo; y actividades complementarias a la atención clínica diaria.

Sustituir desde el primer día bajas laborales, jubilaciones, excedencias, reducciones de jornada, vacaciones o días de libre disposición, horas de formación, por personal sustituto integrado en el equipo, es otra de las peticiones, la cual se matiza con que, si de forma excepcional no fuera posible cubrir estos días, las acumulaciones sean voluntarias, remuneradas, limitadas y fuera del horario ordinario.

Del mismo modo, recomiendan dignificar las guardias, asegurando la presencia de personal y recursos suficientes para asumir la carga asistencial con calidad, y garantizar la manutención y descanso de todo el personal; hacer efectiva la libranza de las guardias (no más de 24 horas de trabajo continuado), homologar la libranza de guardia en el conjunto de las comunidades, garantizando en AP las mismas condiciones que disfruta el personal facultativo en el ámbito hospitalario; y aumentar la retribución de la hora de guardia y las nóminas equiparándola a la máxima remuneración actual a nivel nacional, para evitar el movimiento indeseado de profesionales entre regiones por motivos de estabilidad laboral y de ganancias

Además, las vocalías de AP de la OMC aconsejan ofrecer al personal eventual acogida, contratos dignos y buenas condiciones laborales; garantizar los derechos laborales y cumplimiento de la legislación vigente en término de jornada laboral, jornada complementaria, calendarización del trabajo, libranza de guardias, reducciones de jornada o disfrute de días libres; y la desaparición de la figura del médico y pediatra de área y volver a la situación de médicos de familia y pediatra de equipo de AP.

Realizar un análisis de las necesidades en cada centro (de personal y recursos) y de las necesidades de salud de la población a la que atiende, contando con participación ciudadana; que los directores de los centros de salud sean médicos y elegidos por los equipos de AP; y reorientar la especialidad hacia la salud comunitaria, contemplando que la actividad asistencial es una de sus funciones, pero no la única; son otras de las propuestas aportadas.

Pero, también las vocalías de AP de la OMC solicitan garantizar el adecuado funcionamiento de los equipos de Atención Primaria y redefinir conjuntamente los roles y tareas de los diferentes profesionales así como reivindicar el liderazgo científico de los médicos de Atención Primaria, haciendo especial hincapié en la figura del director del centro de salud para que se potencie, facilite, pague, reconozca, premie y garantice siempre para que sea un Médico de su equipo de plantilla. Al mismo tiempo, destacan la importancia del uso racional de los sistemas de urgencia, y de educar a la población sobre derechos y deberes en relación al sistema sanitario y la utilización adecuada del mismo.

"Como reconocimiento a nuestro desarrollo profesional en cuanto a conocimientos, experiencia en las tareas asistenciales, investigación y cumplimiento de los objetivos del servicio de salud en el que prestamos nuestros servicios, así como para evitar desigualdades entre las diferentes comunidades", han añadido las vocalías.

Respecto a las convocatorias MIR piden que se incremente de forma importante, sin deterioro de la calidad el número de plazas de medicina de familia y pediatría, para lo cual han destacado la necesidad de acreditar nuevas unidades docentes y la creación del estatuto del tutor para reconocer su labor.

"Se debe valorar una ampliación de las plazas para el MIR de MFYC y Pediatría en la misma convocatoria anual de todos los MIR dada la alta necesidad de ellos en los próximos años, debiéndose tener en cuenta esta solicitud ya para el próximo MIR de 2020. Fidelizar a los residentes que terminen con contratos estables y atractivos para que se queden en las Comunidades donde se han formado. Se debe potenciar, facilitar, pagar, reconocer, garantizar y premiar a la figura del tutor de estudiantes en Atención Primaria con agendas especiales y condiciones adaptadas a su gran labor y proyección futura dada el futuro próximo", han argumentado.

Finalmente, piden suprimir las jubilaciones forzosas para los médicos de AP y facilitar a los facultativos mayores de 60 años beneficios de jornada ordinaria, creando agendas llevaderas y así evitar jubilaciones masivas; y crear grupos de trabajo paritarios a nivel nacional y autonómico en los que la Administración designe a sus miembros y los colegios de médicos a sus representantes correspondientes, y en los que se parta desde su creación con unas fechas establecidas de resolución de cada una de las fases con una duración lo más corta posible con vistas a su aplicación pronta.

"Mostramos nuestro más firme apoyo a todos aquellos facultativos a nivel nacional, que por el deterioro que está sufriendo la Atención Primaria y amparándose en su responsabilidad, renuncian a su puesto de trabajo, asimismo también apoyamos todas las actuaciones y movilizaciones que se realicen por y para reclamar y defender una mejora de la AP", concluyen.