Las tres claves de la AEPap para mejorar la salud infantil en 2023

  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El comienzo del año siempre es buen momento para plantearse propósitos, en especial en materia de salud infantil. Por ello, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), a través de su web de divulgación para familias, Familia y Salud, va a difundir mensajes durante todo el año 2023. En concreto, dirigidos a mejorar en la nutrición infantil y los hábitos de vida.

Así, entre los propósitos a lograr en salud infantil que se desarrollarán en cada uno de los 12 meses de 2023, destacan consumir vitaminas de forma natural “sin pastillas”. Esto pasa por aumentar el consumo de verduras, frutas, legumbres o lácteos. También cocinar en familia, jugar al aire libre o limitar el tiempo de uso de las pantallas, además de asegurar el correcto descanso.

Se trata de propósitos encaminados a combatir el exceso de peso. Este afecta a cuatro de cada diez niños y niñas y tres de cada diez adolescentes en España y, con cifras similares, en muchos países del mundo.

Mejorar la salud infantil en 2023

Desde hace años, en las consultas de Pediatría de Atención Primaria estamos preocupados por la evolución del exceso de peso en los menores. De ser algo casi anecdótico, la obesidad infantil ha pasado a ser un problema que vemos cada día”, explica Esther Serrano Poveda, coordinadora de Familia y Salud. “La clave para atajar este fenómeno es trabajar con las familias, formarlas y conseguir que inculquen a sus hijos unos hábitos correctos”, apunta a experta

De ahí que Familia y Salud dedique este año a difundir e informar sobre todos estos hábitos que ayuden a mantener una buena salud en todos los miembros de la familia. Para ello se ha ideado esta campaña que se irá desarrollando centrada en un objetivo por cada del año. Se basa en acciones que eviten el sedentarismo y promuevan un estilo de vida activo.   A modo de conclusión, Serrano Poveda señala que “conseguir que la infancia y la adolescencia crezca de forma sana supone promover estilos de vida saludable: una vida activa, una alimentación sana, bienestar emocional y buenos hábitos de descanso”.