Las tasas de deshabituación tabáquica con cigarrillos electrónicos no difieren de las obtenidas con placebo

  • Lucchiari C & al.
  • Addict Behav
  • 30 nov. 2019

  • de Kelli Whitlock Burton
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • Los fumadores en un programa de deshabituación tabáquica que recibieron cigarrillos electrónicos de nicotina más asesoramiento fumaron menos cigarrillos de tabaco, pero sus probabilidades de dejar de fumar a los 6 meses no eran superiores a las de los fumadores que recibieron placebo más asesoramiento o asesoramiento por sí solo.
  • Fue más probable que el grupo que usaba cigarrillos electrónicos notificara presentar tos seca.

Por qué es importante

  • Los estudios sobre el uso de cigarrillos electrónicos en la deshabituación tabáquica han arrojado resultados contradictorios.

Diseño del estudio

  • Se trata de un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado.
  • Un total de 155 fumadores en un programa de deshabituación tabáquica recibió asesoramiento más un kit de cigarrillos electrónicos con nicotina (n = 52) o sin ella (placebo; n = 51), o asesoramiento por sí solo (grupo de control; n = 52).
  • Financiación: Fundación Umberto Veronesi.

Resultados clave

  • El grupo que usó cigarrillos electrónicos con nicotina fumó menos cigarrillos de tabaco (media: 11,007 frente a 14,026 para el grupo de placeboy 13,454 para las personas de control; p 
  • La media del monóxido de carbono exhalado fue mínima con el grupo de cigarrillos electrónicos con nicotina (12,01 frente a 15,28 para placebo y 16,52 para las personas de control; p 
  • El grupo que usó cigarrillos electrónicos con nicotina obtuvo la puntuación de dependencia nicotínica más baja en la prueba de Fagerström (3,12 frente a 4,32 para placebo y 3,59 para las personas de control; p 
  • A los 6 meses, no se observó ninguna diferencia significativa entre los grupos en abstinencia de tabaco.
  • El grupo de nicotina presentó tasas más elevadas de tos seca a los 6 meses (13,9 % frente al 6,1 % con placebo y 8,54 % en las personas de control).

Limitaciones

  • Solo se incluyó a personas con > 55 años de edad.