Las resistencias a los antibióticos utilizados para erradicar Helicobacter pylori se duplican en 20 años


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La resistencia a los antibióticos de uso común para el tratamiento de bacterias relacionadas con diversas enfermedades estomacales se ha más que duplicado en 20 años, según ha demostrado una nueva investigación presentada en la reunión de la United European Gastroenterology UEG Week 2019, que se celebra en Barcelona.

El estudio, que analizó datos de 1.232 pacientes de 18 países de toda Europa, investigó la resistencia a los antibióticos que se toman regularmente para la infección por Helicobacter pylori, bacteria asociada a la úlcera gastroduodenal y el cáncer gástrico.

La resistencia a la claritromicina, uno de los antibióticos más utilizados para erradicar H. pylori, había aumentado del 9,9% en 1998 al 21,6% el año pasado, y también se observaron aumentos en la resistencia al levofloxacino y el metronidazol.

El investigador principal, Francis Megraud, explicó que "la infección por H. pylori ya es una condición compleja de tratar, que requiere una combinación de medicamentos. Con tasas de resistencia a los antibióticos de uso común, como la claritromicina, que aumenta a un ritmo alarmante de casi 1% por año, las opciones de tratamiento se volverán progresivamente limitadas e ineficaces si no se desarrollan estrategias terapéuticas novedosas".

"La reducción de la eficacia de las terapias actuales podría mantener altas las tasas de incidencia de cáncer gástrico y de otras enfermedades como la úlcera péptica, si la resistencia a los medicamentos continúa aumentando a este ritmo", añade.

El estudio también encontró que las tasas de resistencia primaria a la claritromicina en H. pylori fueron más altas en el sur de Italia (39,9%), Croacia (34,6) y Grecia (30%), alineándose con informes anteriores que predicen que tanto Italia como Grecia tendrán mayor número de muertes debido a la resistencia a los antimicrobianos entre los miembros de la UE para 2050.

Los altos niveles de resistencia que presentan estos países se han atribuido al consumo excesivo de antibióticos para enfermedades como el resfriado y la gripe, y la falta de apoyo institucional para las estrategias de contención de resistencia a los antibióticos.