Las personas que han sufrido un infarto de miocardio parecen tener más riesgo de cáncer


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las personas que han sufrido un infarto pueden tener más riesgo de cáncer en comparación con aquellas que no han experimentado el evento cardiovascular, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores de Estados Unidos, presentado en las Sesiones Científicas 2019 de la American Heart Association, que se celebran en Filadelfia (Estados Unidos).

"Es un doble golpe. La enfermedad cardiaca y el cáncer son las dos causas principales de muerte en los Estados Unidos. Ahora reconocemos que están estrechamente relacionadas, lo que muestra que, como médicos, debemos ser agresivos al tratar de reducir los factores de riesgo cardiovascular, no solo para prevenir enfermedades del corazón, sino también para el cáncer al mismo tiempo", declaran los autores.

En el trabajo se han analizado datos de 12.712 personas con una edad media de 51 años que, al comienzo del estudio, no tenían ni cáncer ni enfermedad cardiovascular. Durante el período de estudio de casi 15 años, se registraron 1,670 casos de cáncer (19% gastrointestinal, 18% de mama, 16% de próstata, 11% de pulmón).

En concreto, los autores comprobaron las personas que desarrollaron enfermedades cardiovasculares durante el período de estudio tuvieron un riesgo de siete veces mayor de desarrollar cáncer en comparación con aquellos que no experimentaron ningún evento cardiaco. Del mismo modo, aquellas con niveles altos de péptido natriurético cerebral (BNP), biomarcador frecuentemente elevado en la insuficiencia cardiaca, tenían más probabilidades de desarrollar cáncer.

"Creo que es interesante que el BNP esté asociado con el riesgo de cáncer en el futuro. Actualmente usamos BNP para determinar si una persona ha desarrollado insuficiencia cardiaca a partir de los medicamentos de quimioterapia utilizados para tratar el cáncer. Este es el primer estudio que ha demostrado que el BNP que está elevado al inicio está asociado al riesgo futuro de cáncer", explican los investigadores.