Las personas con diabetes tipo 2 tienen peor pronóstico en caso de COVID-19 (Cell Metab)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio publicado en Cell Metabolism apunta que las personas con diabetes tipo 2 tienen un peor pronóstico si se infectan con el coronavirus causante de COVID-19. Sin embargo, los casos en los que la glucemia está bien controlada evolucionan mejor.

"Nos sorprendió ver resultados tan favorables en el grupo de glucosa en sangre bien controlado entre los pacientes con COVID-19 y diabetes tipo 2. Teniendo en cuenta que las personas con diabetes tenían un riesgo mucho mayor de muerte y diversas complicaciones, y que no hay medicamentos específicos para la COVID-19, nuestros hallazgos indican que el control de la glucemia puede actuar como un enfoque auxiliar eficaz para mejorar el pronóstico de los pacientes con COVID-19 y diabetes preexistente", explica el autor principal, Hongliang Li, del Hospital Renmin de la Universidad de Wuhan (China).

Más de 500 millones de personas en todo el mundo tienen diabetes tipo 2. Aunque estaba claro que las personas con esta enfermedad evolucionan peor con COVID-19, Li y colegas se preguntaban qué papel podría tener el control de la glucosa en esos resultados.

Para averiguarlo, llevaron a cabo un estudio multicéntrico longitudinal retrospectivo que incluyó 7.337 casos confirmados inscritos en 19 hospitales de la provincia de Hubei (China). De ellos, 952 personas tenían diabetes tipo 2 y los otros 6.385 no. Entre los diabéticos, 282 tenían la glucosa en sangre bien controlada y otros 528 no.

Los datos muestran que las personas ingresadas en el hospital con COVID-19 y diabetes tipo 2 necesitaron más intervenciones médicas. A pesar de esas intervenciones, también tuvieron una mortalidad significativamente mayor (7,8% frente a 2,7%), así como una mayor incidencia de lesiones en múltiples órganos.

Sin embargo, las personas con la glucemia bien controlada y COVID-19 tuvieron menos probabilidades de morir que aquellas cuya glucemia estaba mal controlada. Mientras tanto, aquellas con diabetes tipo 2 bien controlada también recibieron menos intervenciones médicas, incluyendo oxígeno suplementario y/o ventilación, y tuvieron menos complicaciones de salud.

Los investigadores afirman que los nuevos hallazgos ofrecen tres mensajes principales para las personas con diabetes. En primer lugar, tienen un mayor riesgo de morir a causa de COVID-19 y desarrollan complicaciones más graves después de la infección. Por lo tanto, deben tomar precauciones adicionales para evitar infectarse.

Además, deben tener un cuidado extra para mantener su glucemia bajo control durante la pandemia. "Una vez infectados, los pacientes con diabetes deben controlar su nivel de glucosa en sangre para mantenerlo en el rango correcto, además de cualquier otro tratamiento necesario", apuntan los autores.