Las organizaciones europeas se muestran muy favorables a la vacunación contra el PVH con independencia del sexo

  • Joura EA & al.
  • Eur J Cancer
  • 1 jun. 2019

  • de Deepa Koli
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La Sociedad Europea de Oncología Ginecológica (European Society of Gynaecologic Oncology, ESGO) y la Federación Europea para la Colposcopia (European Federation for Colposcopy, EFC) respaldan programas de vacunación contra el papilomavirus humano (PVH) para niños y jóvenes adolescentes y un programa de rescate para jóvenes adultos, independientemente del sexo.

Puntos clave

  • Se ha demostrado eficacia clínica contra las lesiones precursoras del cáncer cervicouterino, vulvovaginal y anal relacionadas con el PVH y contra el cáncer cervicouterino invasivo.
  • Los programas de vacunación deberían ser independientes del sexo para mejorar la cobertura, y dirigirse a personas de los grupos de edad prepuberales que obtienen respuesta inmunológica óptima y con ello reducir la posibilidad de presencia del PVH en el momento de la vacunación.
  • Un programa de rescate para adultos jóvenes mejora la eficacia.
  • Las vacunas son también eficaces en el caso de las personas sexualmente activas que han presentado infecciones con anterioridad pero las han eliminado. La adición de la vacuna al tratamiento conservador local de las enfermedades relacionadas con el PVH reduce la enfermedad relacionada con el PVH recurrente o posterior.
  • Los programas escolares o de otras estructuras de sanidad pública bien organizadas son más eficaces y garantizan la equidad en comparación con la vacunación circunstancial.
  • Se recomiendan 3 dosis en las personas con >15 años de edad (2 dosis en las que tienen
  • El cribado del PVH y la vacunación contra él son estrategias preventivas complementarias, pero con frecuencia se ejecutan como programas separados y sin coordinar; la combinación de la vacunación y el cribado para detectar el PVH parece ser el enfoque preventivo más eficaz.